LOKI: Un sujeto atormentado detrás del monstruo malvado. (1 de 4)

lokiFreud en Psicología de las Masas y Análisis del Yo declara que la superación de la rivalidad filial es el origen del lazo social y la construcción de civilización. Ante el mito del parricidio llevado a cabo por los hermanos de la horda primitiva, entre ellos se establecen la prohibiciones que dan lugar a la cultura y la civilización. En la literatura hay innumerables historias que tratan sobre las relaciones entre hermanos. Caín y Abel, los hijos de Adan de Eva, son un claro ejemplo de lo atroz que resulta la rivalidad filial y la dificultad del humano para establecer una hermandad. No seria justo entonces trabajar el personaje de Thor sin darle igual importancia a su hermano Loki.

Loki en la mitología nórdica es el dios del engaño y la mentira. Su representación fue fuente de inspiración para los católicos de los primeros siglos de la era cristiana para representar al Diablo. Podemos pensarlo en el Universo Marvel como el principal exponente del mal. Un malvado entrañable. En los siguientes posts, trabajaré sobre el personaje del MCU buscando esclarecer al sujeto del mal.

lokis.png

La historia de Loki es realmente triste. Es hijo de Laufy, Rey de los Gigantes de Hielo, debido a su pequeño tamaño, es abandonado a morir o al menos esa es la interpretación que hace Odín, Padre de Todo cuando decide llevarlo consigo a Asgard y criarlo como su hijo. Un hijo robado. Despojado de su linaje, de su origen y su identidad. Si con Freud hemos entendido que el cachorro humano en su estado de desvalimiento inicial necesita de un prójimo auxiliador que le permita sobrevivir, podemos imaginar que la primera huella de Loki es el deseo de muerte por parte de sus progenitores. Si bien Odin lo rescata de ese destino, su primer vínculo vital esta signado por el engaño y la mentira. No en vano desarrollará cualidades particulares para manipular y tergiversar la realidad.

loki azul.png

“Soy solo una más de tus reliquias robadas, guardada aquí para cuando pudieras utilizarme”

reclama Loki a su padre adoptivo cuando se le revela la verdad de su origen.

“Soy el hijo del monstruo con el cual los padres asustan a los niños en los cuentos infantiles. Ahora todo tiene sentido, por eso preferiste siempre a Thor, no importa cuanto digas amarme, no tendrías un monstruo en el trono de Asgard!”

Loki desde niño creció a la sombra de su hermano mayor. Cultivando la envidia hacia su hermano, deseando ser como él ante la mirada de sus padres. Se sabe amado por ellos, sobre todo por su madre, Frigga, de quien aprende las artes obscuras, pero Thor es siempre el favorito. Loki siempre a la sombra de su hermano, sintiéndose siempre insuficiente ante su grandiosidad. Buscando siempre brillar a costa de ponerle trampas a Thor. Trampas en las que por cierto siempre cae. Paradojicamente, las trampas de Loki provocan que Thor madure, evolucione y se transforme en héroe.

loki y thor.png

Su rivalidad hacia Thor evoluciona de envidia a odio cuando conoce su origen. El aprecio que su hermano tiene por los humanos a quienes él considera inferiores, lo hace celoso de ese amor. Mata a su verdadero padre, Laufy para aparentar ante su madre ser un héroe que salva a Odin y así coronarse rey. Loki comete parricidio para demostrarle a sus padres adoptivos que es un hijo digno, que su lealtad esta con Asgard y no con Jötunheim o Midgard.
Ante el rechazo de su padre y de su hermano, Loki se suelta en el abismo. Sabe que su supuesta muerte dañará a ambos y su aparente suicidio opera sádicamente contra Thor y Odin. A diferencia del héroe que muere en sacrificio para salvar a quienes ama, Loki se mata para hacer sufrir a quienes lo aman.

suicidio.png