HULK: La venganza de Hulk (parte 5 de 5)

hulk y thanos

Esta vez solo tenemos que esperar seis meses para ver a Hulk nuevamente en pantalla. En mayo de 2018, Avengers: Infinity War inicia justo donde termina Thor: Ragnarok. La nave Asgardiana es atacada por el Titan Thanos, quien desea apoderarse del Teseracto en posesión de Loki. Tras aniquilar al pueblo de Asgard y atrapar a Thor, Thanos obtiene el Teseracto y con él la gema del espacio. Hulk lo enfrenta directamente pero es enviado mágicamente a la Tierra por Heimdall para avisar a los Vengadores que Thanos está en camino.

banner infinity war.png

Al aparecer en la tierra, Hulk se transforma nuevamente en Bruce Banner, quien alerta al Dr. Strange y a IronMan de los planes de Thanos. Los Vengadores se ensamblan de nuevo y en pleno ataque contra los secuaces de Thanos que buscan arrebatarle al Dr. Strange la gema del tiempo, Hulk se niega a aparecer. Banner hace lo imposible por transformarse y no lo logra. A lo largo de la película vemos a todos los superhéroes rogarle a Banner que desate al Hulk sin que este lo logre. En algún momento vemos una pseudo transformación donde Hulk solo aparece para gritar un “¡NO!” rotundo negándose a ayudar a sus amigos en la gran batalla. Banner se ve en la necesidad de utilizar el HulkBuster, una armadura creada por él y Stark para controlar al Hulk. El monstruo heroico brilla por su ausencia y los héroes pierden dramáticamente la batalla y con ello la mitad de la existencia del universo es aniquilada.

¿Qué pasa con Hulk? ¿Por qué no atiende el llamado a la batalla más importante que han librado los Vengadores? Aunque no lo diga, me parece sencillo deducirlo. Está harto de ser utilizado. Su negativa a luchar es su venganza. Durante años Banner lo ha controlado sádicamente como un animal amaestrado que aparece para las batallas y desaparece (con ayuda de la seductora Natasha) para la vida real. Y esta vez, se niega a pelear las batallas que Banner no puede ganar.

hulk no.png

Es tal vez también una venganza hacia sus amigos Vengadores quienes también lo han utilizado todo este tiempo. Tal vez el año que entra, en el estreno de Avengers: Héroes caídos, veamos a los superhéroes apreciar realmente al monstruo y reconocerle su lugar.

En Duelo y Melancolía, Freud plantea que “suelen lograr los enfermos, por el rodeo de la autopunición, desquitarse de los objetos originarios y martirizar a sus amores por intermedio de su condición de enfermos, tras haberse entregado a la enfermedad a fin de no tener que mostrarles su hostilidad directamente”. La negativa de Hulk a pelear es rodeo de autopunición, ya que él mismo se castiga al no salir a la luz. En este sentido, el masoquista es ahora Hulk.

En otros textos, Freud plantea la autoagresión como mecanismo de defensa para proteger al objeto del odio del yo. Así mismo cuando el odio toma como objeto al yo implica una regresión narcisista desde la cual también se agrede al objeto pasivamente. El masoquismo es entonces una defensa y un castigo ante el sadismo originario. “La reversión del sadismo hacia la persona propia ocurre regularmente a raíz de la sofocación cultural de las pulsiones, en virtud de la cual la persona se abstiene de aplicar en su vida buena parte de sus componentes pulsionales destructivos”. Habrá que esperar la proxima aparición del monstruo para poner a prueba la hipótesis de un masoquismo en Hulk, el cual supondría también la presencia de un Superyo edípico.

HULK: Planeta Hulk (parte 4 de 5)

No volvemos a ver a Hulk hasta noviembre de 2017, en la película Thor Ragnarok. Nos enteramos que en su exilio, Hulk llega a otra dimensión, en el planeta Sakkar. Ahí es recibido con entusiasmo y se consagra como máximo gladiador. El Gran Maestro, líder del planeta ve en Hulk, al igual que Tony, su poderío y fortaleza. Ante el reconocimiento de este nuevo narciso, Hulk madura y consolida su personalidad. En otro tiempo y en otro mundo con otros parámetros morales, el monstruo es nuevamente heróico.

maxresdefault-e1519857586755-1.jpg

Thor encuentra a Hulk en Sakaar y le pide ayuda para rescatar a su gente: el pueblo de Asgard. Inicialmente Hulk se niega. Él no quiere ir a ningún lado, es muy feliz ahí. La gente lo ama, tiene amigos, su destructividad le ha ganado un lugar y nadie conoce a Banner, por lo tanto las miradas son solo para él.

thor y hulk

Vemos un Hulk que revela la naturaleza ingenua e infantil de su ser. Desde esa ingenuidad, cae en el engaño de Thor quien solo busca su propio beneficio. Tratando de mantener a su amigo con él, escucha accidentalmente la grabación de Natasha dando salida a Banner.

Este Banner desorientado teme perderse por completo si vuelve a transformarse en Hulk. El monstruo ha cobrado su venganza al arrebatarle el control a su sádico amo. Frente a Thor, Banner presenta la misma desconfianza que Hulk y muestra su rivalidad con su alter-ego.

descarga (2)

Finalmente, Banner debe ceder ya que solo Hulk puede ayudar a Thor en la batalla que supuestamente detendrá el Ragnarok. Al final de la película, vemos a Hulk reunido con sus amigos de regreso a la Tierra. Seguro de ser un vengador y sintiéndose nuevamente amado y valorado por los dioses Asgardianos. Por fin parece un final feliz para el monstruo.

 

 

HULK: Ser un vengador: El encuentro con Tony -continuación- (parte 3 de 5)

En mayo de 2015 se estrena Avengers, Era de Ultron donde vemos que Tony y Bruce siguen juntos y Banner ha aprendido a manejar a Hulk con ayuda de Natasha quien calma al monstruo para hacer volver al hombre. También sabemos que han construido un dispositivo llamado Verónica (nombre de mujer) por si acaso Hulk se saliera de control.

viuda-negra-hulk-vengadores-era-ultron

Juntos Tony y Banner generan un nuevo monstruo: Ultron, un Frankestein cibernético. Banner al igual que Dr. Jekyll se accidentó liberando su propio monstruo interno en la búsqueda de una formula mágica. Un fetiche que les permite borrar la castración. Y como Lucifer y Prometeo, pagan su soberbia con el cuerpo. Jekyll se mata pero Banner lo intenta de nuevo, seducido por Tony en su estrés post traumático. Ambos se fascinan con la gema de la mente, falo extraterrestre y suponen en su omnipotencia compartida poder manejar ese poder al servicio de la paz. Y dan vida a Ultron, sin pizca de empatía, amo sádico, el sociópata perfecto: abominación sin cuerpo.

images (1)

En su obsesión por la corporalidad, Ultron construye al androide Visión. Otro monstruo… uno bello, diseñado desde la vanidad de su creador. En paralelo, Banner coquetea con Natasha explorando su sexualidad. Un coqueteo infantil condenado a la imposibilidad genital y la imposibilidad reproductiva. Banner histérico nuevamente. Ante la imposibilidad reproductiva en el amor con una mujer, crea dos monstruos con otros dos varones: Tony y Thor, triunfo del narcisismo, denegación de la castración y de la diferencia de los sexos.

ultron y vision.jpg

Al final de la película, Natasha traiciona a Banner ya que requiere a Hulk el monstruo y no al hombre para la batalla final contra Ultron. Frente a esta decepción, Hulk huye nuevamente. ¿Por qué huye Hulk? Banner huyó por culpa al herir a Betty y después por vergüenza al ser visto destrozando Harlem. Culpa y vergüenza, diques neuróticos de la represión. Pero en Avengers Era de Ultron, quien huye no es Banner, es Hulk. El monstruo huye por despecho y desamor, al sentirse utilizado y negándose a regresar al cuerpo de Banner. Hulk de apodera del cuerpo y se mantiene “en el volante” durante tres años.

El Hulk de estas películas es un monstruo que después de mostrar su heroísmo y voluntad de poder se deja domesticar. Como el niño de la etapa anal, se deja controlar por sus objetos de amor para mantener ese amor: Tony, Thor, Natasha, Cap, el mismo Banner están dispuestos a aceptar y amar a Hulk siempre y cuando se comporte y se auto regule utilizando su destructividad y su furia al servicio del bien.

hulk ultron

El Hulk que huye tiene una mirada triste. Se niega a escuchar el mensaje de Natasha porque sabe lo regresara al cuerpo de Banner. Comprende tristemente que Natasha no lo ama, ella, como los otros, aman a Bruce, no a él.

images

HULK: Ser un vengador: El encuentro con Tony (parte 3 de 5)

En mayo de 2012, se estrena la película Avengers. En este film, Natasha Romanoff, la espía rusa conocida como la Viuda Negra recluta a Bruce Banner (ahora interpretado por Mark Buffalo) por ordenes de Nick Fury (director de S.H.I.E.L.D. y reclutador de los Avengers). Natasha explica a Bruce que nunca le han perdido la pista y que silenciosamente han contribuido a su anonimato. Lo solicitan como experto en rayos Gamma para rastrear el Teseracto. Banner no cree que Fury se interese en él, asume que lo que buscan es al monstruo, sin embargo acepta acudir al llamado.

85

Desde este momento se dejan ver un par de líneas argumentales que definirán al personaje en los años por venir. La relación de Banner, el hombre con la espía rusa, representante de la monstruosidad femenina: la asesina sicaria reclutada por S.H.I.E.L.D. Por otra parte, la disociación entre Bruce el científico y Hulk el monstruo y la rivalidad entre ambos por el deseo del otro. Bruce supone que lo utilizan para tener a Hulk. En su momento Hulk se sentirá utilizado también para acceder a Banner.

La posición de Banner es nuevamente neurótica, desde la pregunta histérica se plantea ¿qué quiere el Otro de mi? Donde el Otro es Nick Fury representado por Natasha quien es su agente. La pregunta abre la posibilidad transferencial para Banner y su apertura a un mundo que lo mirará con admiración y respeto en vez de envidia o temor. Lo que Bruce encuentra en los Vengadores es la mirada de un otro que integra su dualidad, que desea a Bruce pero también a Hulk: la mirada de Tony Stark.

Imagen2

Stark, el narciso, el heredero del legado de Howard Stark, admira a Banner como científico brillante y a Hulk como monstruo poderoso. El mismo Stark tiene su propia monstruosidad y ha luchado con sus demonios. ¿Que ve Tony en Banner? ¿Qué quiere de él? Su deseo histeriza a Banner y retoma la humanización del monstruo que en un primer contacto se diera con Betty Ross.

En la relación con Tony, Bruce y Hulk encuentran una posibilidad de escucha. Ambos son reconocidos e integrados por la mirada deseante de IronMan. Su función aquí permite un despliegue transferencial que le permite a Bruce reconciliarse con su monstruo y ponerlo al servicio del equipo, mostrándose como el vengador más poderoso.

La experiencia de Banner en su transformación voluntaria es un acto de la voluntad de poder. Ya nos se oculta ni somete al monstruo. Lo llama, lo asume y le da sentido. Lo sublime apunta a la soberanía sobre el cuerpo monstruoso que también es Banner. Y adquiere lenguaje. Hulk habla porque IronMan lo ha escuchado y ha validado su existencia.

The-Hulk-Smiling-dr-bruce-banner-31267377-570-285

Al final de la película, Bruce y Tony se van juntos. El monstruo ya no está solo. El monstruo y el narciso se hacen compañía y comparten su pasión por la ciencia y sus deseos de omnipotencia.

tumblr_m3o5fa05vj1r62y4e

 

HULK: Primer encuentro con Hulk (parte 2 de 5)

El 13 de junio de 2008 se estrena “El Increíble Hulk”, protagonizada por Eduard Norton y Liv Tyler. Los créditos iniciales cuentan la historia conocida por los fans del origen de Hulk: Bruce Banner, científico del ejército norteamericano, tiene un accidente al ser expuesto a una explosión de rayos Gamma en su laboratorio. El accidente hace que Banner mute y se transforme en un monstruo verde iracundo que lo destruye todo. El monstruo huye, hiriendo a su novia, Betty Ross y generando que el coronel Ross jefe y suegro de Banner, lo persiga.

Banner huye y se exilia para no hacer daño. Bruce como el neurótico afligido se aísla ante su propia destructividad, buscando controlar y eliminar al monstruo en su interior. Su deseo es encontrar la cura y volver a ser normal. Es a través de Banner y su sufrimiento que conocemos a Hulk. Al igual que en la clínica, el monstruo es hablado por Otro. Un Otro que quiere eliminarlo. Un Otro que quiere curarse de él.

the-incredible-hulk-2008

La primera aparición de Hulk en pantalla ocurre cuando a la mitad de una persecución en las favelas de Brasil, Banner es golpeado por un grupo de “bullies”. Él les advierte: “no te gustaré cuando me enojo” y ante su acelerado ritmo cardíaco, ocurre la monstruosa transformación. Monstruosa en el estricto sentido Kantiano: donde la experiencia excede su representación y la destruye. El Hulk excede todo: tamaño, proporción, ira, fuerza… Es monstruoso y colosal.

Tras esa primera aparición, Emil Bronsky, un militar que perseguía a Banner queda maravillado ante el poder del monstruo y se ofrece como voluntario para ser inyectado con un suero experimental transformándose al final en Abominación, el villano de la película. A diferencia de Banner que sufre en su posición masoquista ante el Hulk, Bronsky busca el poder que la destrucción le confiere. Encarna al Superyo Sadeano y se muestra como una cosa que ha perdido por completo su condición humana. El Mr. Hyde de la novela de Stevenson: el monstruo asesino que se deshumaniza.

Vale la pena ampliar un comentario sobre el monstruo Abominación quien aporta mucho sobre el lado obscuro y sobre todo ofrece el contraste entre el monstruo clásico y malvado versus el monstruo heroico. Bronsky busca ser Abominación desde la envidia primitiva que le genera el poder de Hulk.

abominacion

Aún en la transformación Hulk reconoce a Betty y el vínculo con ella lo incita a reparar. La Bella y la Bestia en versión de superhéroes. El amor a la doncella apacigua la ira del monstruo y en su desenfreno, la salva y ella lo salva a él. El amor neutraliza el odio. A pesar de esto y de su victoria contra la Abominación, Hulk huye y desaparece durante cuatro años.

Betty_Ross_Hulk

¿Qué nos dice este primer Hulk? Se muestra furioso y solo gruñe. Es un monstruo infantil, primitivo. “Lo que lo salva de ser un villano es que solamente quiere que lo dejen en paz, no quiere ser lastimado y actúa desde su instinto de supervivencia. El gruñido de Hulk es el grito de la existencia.. simplemente duele estar vivo “. (Danny Fingeroth. Superman on the coach. what superheroes really tell us about ourselves and our society. Bloomsbyry, New York 2014. p 126)

El dolor de existir remite al vacío caótico del origen. La ausencia de un continente materno provoca el temor a la aniquilación del instinto de muerte. Hulk destruye como defensa ante el dolor de su propio existencia arrojada al mundo. El es un accidente, no fue deseado. Huérfano arrojado al mundo creado como accidente científico…. resto de un ser… trozo de carne rechazado por su propio creador: Bruce Banner.

Hulk odia a Banner. Banner teme a Hulk y busca sistemáticamente mantener el control y eliminar al monstruo. Hulk se sabe perseguido por Banner, sabe que quiere eliminarlo y aunque la existencia duela, Hulk se aferra a vivir.

Betty se acerca y no se horroriza ante él. Sin embargo, ella es la novia de Banner y a quien busca es a Banner en Hulk. En ese sentido es una traidora ya que no desea a Hulk, sino a Bruce. Bronsky por su cuenta, al igual que Ross, desean la fuerza del monstruo. No lo ven como un ser sino como un arma. Una cosa. Un fetiche. Estos primeros objetos sólo exacerban el odio. La forma extrema y más primitiva del odio consiste en la violencia, conceptualizada como la eliminación física del objeto en la realidad. ¿Cómo se puede no odiar cuando el mundo te tiene miedo y huyen de ti? ¿Cuándo quienes conocen tu secreto buscan utilizarte para sus propios intereses?

Bruce desaparece y con el Hulk. Como el adolescente que abandona el tratamiento porque sus padres ya no quieren que haga terapia. Banner se exilia y aísla a Hulk del mundo. Como los pacientes violentos que se hacen abandonar por todos. Sea en el acting (alejando a la gente) o en la aparente conciencia de que ellos solo saben dañar a las personas, es altamente frecuente encontrar en la clínica de la violencia grandes períodos de aislamiento del paciente.

Ahí donde el objeto “falla”, el instinto de muerte se “activa” incitando al retraimiento en lo que el psicoanalista británico Ronald Fairbain denomina alienación (alienation) que implica el retorno del afecto sobre sí mismo. El estado esquizoide consiste en la alienación del sujeto del mundo de los objetos, retracción narcisista, dominio del instinto de muerte, retorno a lo inanimado. De manera que el aislamiento de Banner solo exacerba la ira de Hulk, quien aguarda el momento de salir de nuevo al mundo.

 

HULK: ¿Puede un Monstruo ser Héroe? (parte 1 de 5)

Hulk es el segundo superhéroe de Marvel Comics en la llamada Era de Plata en los años 60. Cabe indicar que antes de inventar historias de superhéroes, Stan Lee escribía historias de terror cuyos protagonistas eran monstruos. Hulk y su alter ego, Bruce Banner están inspirados en la historia de Dr. Jekyll y Mr. Hyde y en el monstruo de Frankenstein. En todas las historias de Hulk, tanto en las novelas graficas como en series de TV y ahora en el cine, es recurrentemente señalado como malvado por el miedo que genera su alta capacidad destructiva. El mismo Banner se considera un monstruo y decide aislarse sistemáticamente para no hacer daño.

hulk transformation

Sin ahondar en las diferentes versiones del personaje, en la última adaptación que nos ofrece Marvel Studios[1] como parte de su proyecto Universo Cinematográfico Marvel[2], vemos un Hulk que ha evolucionado desde su primera película en 2008[3] hasta Infinity War diez años después. Resumiendo drásticamente, el Hulk del MCU deviene superhéroe al asumir su potencia destructiva desde una voluntad de poder.

the-many-faces-of-hulk

Desde su nacimiento en 1962, Hulk ha participado en 6 series de cómics, 4 series de TV propias, participando también en cerca de 15 capítulos como personaje invitado de otras series animadas de superhéroes, y en 10 películas. A lo largo de 55 años se ha consolidado en el imaginario cultural occidental como el iracundo monstruo interno. En este tiempo ha habido muchos Hulks, sin embargo, para los fines del presente artículo, se tomará únicamente el personaje más actual que se desarrolla en la saga de películas de MCU. Pensando a Hulk como la encarnación monstruosa del lado obscuro se hará un análisis del personaje. A continuación se expone el Hulk del MCU como caso clínico, tomando cada película como períodos de un historial clínico en los cuales, Hulk, aparece y muestra algo de ese lado obscuro que encarna.

cropped-hulk-in-therapy3.jpg

[1] Se analiza el personaje del Universo Cinematográfico Marvel debido al impacto mediático que éste tiene. Las representaciones de Hulk en los comics o en TV es identificada por los conocedores de estos medios, sin embargo, el impacto mediático del MCU hace que Hulk tome su lugar en el imaginario cultural de un mass media contemporáneo.

[2] El Universo Cinematográfico de Marvel (en inglés Marvel Cinematic Universe, abreviado MCU) es una franquicia de medios y un universo ficticio compartido, centrada en una serie de películas de superhéroes, producidas independientemente por Marvel Studios y basadas en los personajes que aparecen en las publicaciones de Marvel Comics.

[3] Existe una película previa en 2003, dirigida por Anf Lee, protagonizada por Eric Bana, pero esta producción no forma parte del MCU.

La industria del Comic: ¿Producción estética o mass-media?

Después de las guerras mundiales, el imperialismo norteamericano domina de manera importante la cultura occidental. Con los medios masivos de comunicación, la cultura cobra dimensiones líquidas en la era del vacío. Las masas consumen producción de medios, iniciando con los medios impresos, la radio, la televisión, el cine y actualmente el internet. Y son estos medios a partir de los cuales se permea la cultura dominante. Al igual que en la antigüedad, las historias de ficción permean los pueblos como estrategia de dominación, determinando los valores de una cultura. El filósofo y psicoanalista francés Felix Guattari indica que

El cine, la televisión y la prensa son instrumentos fundamentales para formar e imponer una realidad dominante y significaciones dominantes. […] son instrumentos de poder. Manipulan, antes que mensajes, energía libidinal. […] Hoy los mass-media funcionan esencialmente al servicio de la represión. Pero pueden hacerse instrumentos de liberación muy importantes.[1]

El comic surge en el contexto de la masificación de la información en los medios impresos. Hacia finales de los años veintes, los periódicos popularizan las tiras cómicas con un sin fin de personajes que se hacen entrañables. Estos primeros cómics, como su nombre lo indica, tenían la intención de divertir con imágenes simples y personajes simpáticos contando historias graciosas y sencillas.

Durante la gran depresión en Estados Unidos, a principios de los años treinta, las revistas de cómics se vuelven el medio de literatura barata para un pueblo desesperanzado. Las tiras cómicas de los periódicos evolucionan a pequeños pasquines que cuentan historias divertidas. Las temáticas de estas revistas eran fundamentalmente los westerns de aventura, la comedia y el terror. El filósofo francés Clement Rosset en su filosofía trágica[2] señala que la risa y el terror son las reacciones comunes frente a lo real. No sorprende entonces que estos géneros sean tan populares en esta época. La gran depresión representa la caída de los valores del imperio naciente frente a la devastación de la primera gran guerra: cruel realidad difícil de representar.

El heroísmo de los vaqueros contra los indios en la conquista del oeste norteamericano domestican la rabia de las clases obreras oprimidas por las crisis financieras, generando el estereotipo del monomito americano[3] que moldeará la cultura norteamericana y posteriormente invadirá los imaginarios culturales de occidente. La premisa del western consiste en el extranjero que llega a una comunidad sin ley y se ve obligado a hacer justicia por su propia mano. No se trata de un héroe virtuoso, sino de un personaje trágico arrojado a una circunstancia en la que combate la injusticia. Una vez restaurado el orden, el héroe desaparece, no se integra nunca a la comunidad, es siempre un forastero.

El nacimiento de Superman en 1938 representa el inicio de la era del comic de superhéroes, temática que impactará de tal forma que se adueñará del término cómic. Cabe indicar que Superman en sus inicios era un extraterrestre dedicado a proteger a los débiles y desprotegidos. En la misma línea del héroe del western. Al año siguiente, Bob Kane crea a Batman, siendo el primer justiciero oscuro.

Imagen6

Al estallar la segunda guerra mundial[4], DC Comics, dueños de la franquicia de Superman, modifican la imagen del superhéroe, convirtiéndolo en un patriota americano para no ser confundido con comunista, en apego a la legalidad del imperio dominante: Estados Unidos. Si bien el cómic de superhéroes nace como una corriente transgresiva; como línea de fuga ante la hegemonía capitalista, es utilizada por el sistema como propaganda por su impacto mediático. En la segunda guerra mundial, los cómics fueron utilizados a favor de los aliados comandados claramente por Estados Unidos. Con Hitler y el nazismo como villanos, los héroes americanos Superman y Capitán América portan los colores heroicos de la nación que salvará al mundo.

Imagen7

Al término de la guerra, son victima de la moral de los años cincuentas y satanizados por el psicólogo norteamericano Fedric Wertham y su artículo La seducción de la inocencia en el cual acusaba a los cómics de provocar la delincuencia juvenil y la falta de valores en la juventud[5]. Tal prejuicio persiste a la fecha: demasiada violencia en los cómics, demasiada maldad para las mentes infantiles. El artículo genera tal impacto, que los editores de las revistas, escritores y dibujantes de comics fueron citados en comisiones de las cortes norteamericanas en una cacería de brujas digna de la Santa Inquisición. Después de derrotar al demoníaco Hitler, los superhéroes eran acusados de seducir malignamente las mentes inocentes de los infantes.

En 1954 se crea la Comic Code Authority para regular los contenidos de las revistas.  La mayoría de los cómics vieron su extinción ante el Código que prohibía la violencia explicita, los contenidos sangrientos y de terror, la simpatía hacia los criminales y estipulaba que en toda historia el bien debía ganar frente al mal así como una serie de reglas que lograron volver a los cómics una cosa satánica que no debía caer en manos de los niños para no contaminar su inocencia. Pero la semilla estaba sembrada.

batman y joker

Batman: ¿Por qué quieres asesinarme?
Joker: ¡Yo no quiero matarte! ¿Qué haría yo sin ti? Volver a robar a los mafiosos? No, no…¡no! Tú….tú me complementas.
Batman: Eres basura que mata por dinero.
Joker: ¡No hables como ellos! No lo eres…aunque quisieras serlo. Para ellos solo eres un monstruo, como yo. Te necesitan ahora. Pero cuando no sea así, te van a hacer a un lado, como a un leproso. Su moral, su código… Te olvidarán a la primera señal de problemas. Sólo son tan buenos como el mundo se los permite. Te aseguro que cuando haya dificultades todas estas personas civilizadas se comerán a sí mismas. Yo no soy un monstruo. Solo voy un paso adelante[6]


[1] Felix Guattari. Más allá del significante. En: Erotismo y Destrucción. Vittorio Boarini (Ed.) Fundamentos, Madrid, España, 1983. p 85
[2] Clément Rosset. El objeto singular. Madrid, Ed. Sextopiso, 1979 p 43
[3] El arquetipo denominado Monomito Americano (American Monomyth) fue acuñado por Shelton y Jewett, estudiosos de la literatura de superhéroes en Estados Unidos. En su libro The Myth of the American Superheroe, señalan como desde el western se observa una singularidad en los héroes norteamericanos en contraste al famoso trabajo de Joseph Campbell, El Héroe de las mil caras. Esta singularidad consiste en la falta de comunidad: “una comunidad en armonía paradisiaca es amenazada por el mal; las instituciones normales fallan en contener el peligro; un héroe desinteresado emerge, renunciando a las tentaciones y lleva a cabo la misión; auxiliado por el destino su victoria contra el mal resulta en la restauración de la paz en la comunidad; el héroe entonces desaparece en la obscuridad”. Mills Anthony R. American Theology, Superhero Comics, and Cinema. The Marvel of Stan Lee and the Revolution of a Genre. Routledge. New York, 2014, p 4. La traducción es mía.
[4] Grant Morrison. Supergods. Random House, Nueva York, 2012
[5] Sean Howe. Marvel Comics the untold story. Harper-Perennieal, Nueva York. 2012. p 29.
[6]Batman: El caballero de la noche (2008) Director: Christopher Nolan. Guionistas: Jonathan Nolan y Christopher Nolan (basado en los personajes de DC Comics creados por Bob Kane) Internet Movie DataBase.

El Problema del Mal

En filosofía, partir de Platón, el problema del mal se ha trabajado tanto en la filosofía como en la literatura como lo abyecto al ideal humano. Se le han atribuido al hombre y a Dios la virtud y la bondad como estatutos de su ser. En toda historia, literatura y recuento científico, la maldad se encarna en monstruos demoníacos que deben ser aniquilados al representar un peligro para la humanidad. Las mitologías contemporáneas como El Señor de los Anillos, Star Wars o los cómics de DC perpetúan esta tradición en la que el bien y el mal son fuerzas opuestas, a veces con una influencia Hegeliana son complementarias, pero el bien siempre triunfa sobre el mal.

villanos

Desde el psicoanálisis, en 1914, Freud escribe desolado sobre la gran guerra y sus horrores sin poder entender cómo es que el humano habiendo llegado a la cima de la cultura y la civilización pueda ser tan destructivo. ¡Cómo si la domesticación de los impulsos implicara erradicar la malicia y el odio! En la famosa correspondencia con Einstein, ambos comparten su preocupación por las tendencias destructivas del humano. Finalmente en malestar en la cultura, no tiene más que establecer la sospecha de un instinto violento y mortífero en el humano al cual la civilización no puede domesticar.

La historia de la humanidad es una historia de guerras y muertes violentas. Sin embargo, el siglo XX escandaliza por la capacidad científica y tecnológica para construir maquinas de guerra y perfeccionar las técnicas de aniquilación. El Holocausto pasará a la historia como el gran genocidio. ¡Cómo si los grandes imperios de la antigüedad – Grecia, Roma, el Imperio Romano Apostólico del Medievo con sus guerras cristeras – o los imperialismos – el británico, el francés o el español que conquistaron el nuevo mundo – no hubieran sido genocidas!

 

p5lyobzn5lusfqavqgea

El problema para pensar el mal consiste en la idealización narcisista que el humano ha hecho de sí mismo. Desde Platón hasta Freud, pasando por la tradición cristiana que se instituyó en la cultura occidental durante el Medievo, la concepción del hombre ha sido polarizada e idealizada. La hegemonía de la bondad colocada en el hombre y en Dios mantuvieron la concepción de la maldad en las periferias de lo humano, representada en las monstruosidades. Y lo monstruoso y demoníaco merece y debe ser destruido. De ahí que las matanzas realizadas en nombre de Dios durante el Medievo no se consideraran genocidios. Los indios y los negros africanos no tenían alma, las brujas estaban poseídas por el Diablo, de manera que al no ser considerados humanos, su exterminio carecía del juicio moral de genocidio. Paradójicamente, los judíos en el tercer Reich también fueron extirpados de sus derechos como ciudadanos y condenados al exterminio. La diferencia: no fue un designio divino sino humano… o bien demoníaco si sostenemos que la maldad de Hitler lo ubica como la encarnación misma de Satanás. ¿Y qué hay de Hiroshima y Nagasaki con sus muertos y afectados por generaciones y generaciones debido a la radiación? Tampoco es genocidio ya que los japoneses eran “malos” y fueron bombardeados por los “héroes de guerra”: los estadounidenses que rescataron a los judíos de ser aniquilados por los monstruosos alemanes. ¿Esto es un relato histórico o un guión de ficción? Las líneas son tenues.

x men (2)

Mutantes. Desde el descubrimiento de su existencia han sido relacionados con miedo, sospecha, y odio frecuente. Por todo el planeta, el debate continúa. ¿Son los mutantes el siguiente eslabón en la cadena evolutiva, o simplemente una nueva especie de la humanidad luchando por su participación en el mundo? De cualquier manera, es un hecho histórico: Compartir el mundo nunca ha sido característica definitiva de la humanidad.

―Charles Xavier[1]

Hay que recordar que la historia de la humanidad ha sido contada por los pueblos que sostienen el poder. Las mitologías y los relatos heroicos han formado parte de la instauración del dominio de los poderosos sobre los pueblos popularizando los valores y tradiciones de cada cultura, así como las representaciones de la maldad. De ahí que resulte interesante observar como en el siglo XX, ante la muerte de Dios y la destrucción provocada por las guerras, surgen en una literatura de masas mitologías contemporáneas que llenan los vacios de historias y generan nuevos conceptos de heroísmo y monstruosidad.

En los últimos sesenta años, después de las guerras mundiales y el holocausto, el problema del mal y la destructividad humana así como su abordaje han tenido que virar de manera significativa. La filosofía y la ciencia han hecho su parte en tratar de explicar y entender la maldad. La ficción, como siempre, bordea la problemática humana y resulta más certera.


[1] X Men 2. (2003) Dirigido por Bryan Singer. Guionistas: Zak Penn, David Hayter, Bryan Singer, Michael Dougherty, Dan Harris, David Hayter (basado en los personajes de Marvel, creados por Stan Lee y Jack Kirby). Intenet Movie Database.