Lex Luthor: la envidia a Dios en el devenir del mal.

La primera aparición de Alexander Joseph Luthor data de 1940. Creado por Jerry Siegel y Joe Shuster, al igual que Superman, para ser su archienemigo. Si el kriptoniano fue la fuente de inspiración para los primeros superhéroes, Luthor es el arquetipo del humano poderoso cuya voluntad de poder lo lleva al desarrollo científico y tecnológico transformando su realidad y su persona pretendiendo ser todopoderoso, como Dios. El personaje original era un científico loco obsesionado con competir contra el Kriptoniano y derrotarlo. Posteriormente el personaje ha evolucionado con las contribuciones de los múltiples escritores y dibujantes que le han dado vida.

Alexander es el primogénito de una de las familias fundadoras Metrópolis. Por siglos, los Luthor desarrollaron grandes corporaciones que mantenían la economía de su ciudad. La riqueza y opulencia combinadas con una inteligencia superior hicieron de Lex un hombre soberbio y arrogante. Los padres preocupados ante las actitudes del chico lo envían al campo a vivir con una tía para que aprenda la vida humilde. Toda la construcción del personaje obedece a los referentes judeo-cristianos del pecado y la maldad: el exceso de poder, la inteligencia superior, la falta de humildad. El narcisismo de Luthor es su marca personal. El exilio al campo para aprender la humildad recuerda la expulsión de Lucifer, el ángel favorito de Dios del Paraíso. Y al igual que con el personaje bíblico, lejos de recibir la lección, Lex comienza a gestar un resentimiento hacia sus padres por su rechazo e incomprensión. Alienado, solo e incomprendido, el joven se refugia en la ciencia y la tecnología. Cuando Superman se revela, Lex se siente confrontado ante un ser superior a él, un extraterrestre que desafía su sentimiento de omnipotencia narcisista y por lo tanto amenaza su propia identidad.

En la versión de los años 60s Lex y Clark son amigos en Smallville. Lex admira a Superboy hasta que tras un accidente que él mismo provoca, el kriptoniano destruye su laboratorio tratando de salvarlo. Ante este evento Luthor acusa a Superboy de destruir sus proyectos científicos por rivalidad, siendo el inicio de su enemistad. Esta historia de origen es la clásica construcción esquizoparanoide de la atribución del mal-estar al Otro, en este caso a Superman, justificando las acciones para destruirlo.

El narcisismo de Lex se ve amenazado por la presencia de Superman. En vez de admirar al superhéroe y volverlo una figura de identificación como el resto de la humanidad, Luthor lo envidia y busca destruirlo. Su obsesión con el criptoniano es el núcleo de su Maldad. A partir de su rivalidad con el héroe, todo lo que tenga que hacer para vencerlo serán medios justificados para un fin. Luthor recurre a las justificaciones de una supuesta moral superior para sostener su narcisismo herido por el superhéroe.

En la mayoría de las versiones del personaje, Lex es un psicópata de libro: sin empatía, utilitario, maquiavélico y con sed de poder. Y en todos los casos, su motivación es siempre la misma: vencer a Superman. En el camino, desarrolla habilidades criminales de cuello blanco cuya finalidad última es combatir al ídolo de la ciudad.

Thor Odinson: Un Mesías para un mundo devastado

Thor, dios nórdico del trueno, hijo de Odin, padre de todo, tiene claras similitudes con Jesucristo, hijo de Dios. Ambos son herederos del reinado de su padre. Ambos deben combatir a sus hermanos: Loki y Lucifer. Ambos tienen una extraña fascinación por la humanidad.

thor y jesus

Pienso en Jesús no como imagen religiosa, sino como héroe bíblico que combate el mal y que sobre todo salva a la humanidad de su propia destrucción a partir de su auto sacrificio. Thor pertenece a la tradición nórdica en la cual los dioses son héroes y guerreros que protegen los mundos a su cargo. Ambos tienen poderes sobrehumanos. Jesus los muestra en sus milagros, Thor utilizando su martillo Mjolnir.

Thor es exiliado a Midgard como castigo por su soberbia ante su padre. Referencia que también encontramos en la tradición católica en referencia a Lucifer quien es exiliado al infierno o Adán y Eva exiliados del Paraíso. A diferencia del Dios católico, Odin castiga a su hijo enviándolo a vivir entre los humanos con el fin de que aprenda la humildad y sea digno de su investidura y su linaje como príncipe de Asgard y de sus poderes como Dios del trueno representados en el Mjolnir. Jesús no es puesto a prueba por su padre, es enviado diplomáticamente  a predicar la palabra de Dios pretendiendo que los humanos logren ser dignos del mundo de Dios.

hermanos

En la historia bíblica, Lucifer es el villano que busca la destrucción de la creación de Dios: la humanidad. Lucifer fue creado por Dios como Arcángel favorito, como hijo primogénito en tiempos míticos antes que la humanidad existiera. Al igual que Thor, Lucifer peca de soberbia y desafía a su padre pero a diferencia del nórdico, desata una guerra en el Reino de los cielos para derrocar a su padre. Dios Todopoderoso vence la campaña y destierra a Lucifer al infierno con todos sus seguidores convertidos en demonios.

Posteriormente, Dios crea el mundo y la humanidad como lo leemos en el Génesis del Antiguo Testamento. El Diablo celoso de la humanidad busca destruir la creación de su padre aprovechando el libre albedrío y seduciendo con engaños a los humanos. Sus primeras víctimas serán Adan y Eva. La lucha entre el bien y el mal será librada ahora en el mundo, entre Dios y el Diablo.

Dios envía a su hijo a salvar al mundo del pecado en el cual Lucifer ha acarreado a la humanidad. Siguiendo una mitología familiar, Jesús es el medio hermano menor de Lucifer, favorito del padre, enviado a combatir a su hermano. De la misma forma, Thor combate a Loki, su medio hermano, quien viene a Midgard a destruirla no para desafiar a su padre como Lucifer, sino en su rivalidad filial hacia el mismo Thor. En otro momento también, Odín revela a sus hijos la existencia de una hermana mayor, Hela, quien al igual que Lucifer trato de desafiarlo queriéndose apropiar de los nueve mundos y fue desterrada al inframundo nórdico. Hela al igual que Lucifer desata el fin del mundo Ragnarok para la mitología bíblica, Apocalipsis para los católicos.

loki y luci

Jesús se sacrifica para salvar a la humanidad. Thor también. Ambos resucitan. Jesús regresa al reino de su padre a velar por la humanidad pero promete volver en un juicio final. Thor va y viene en sus aventuras en los nueve mundos, hace amigos, se enamora, tendrá hijos… Se humaniza.

¿Será Thor, al igual que Jesús quien libre la batalla final contra Thanos en el final de los tiempos?