SPIDERMAN: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad (2 de 4)

spiderman-insomniac-ds1-1340x1340.jpgComo se comento en el post anterior, Peter Parker se enfrenta a la travesía de todo adolescente de afrontar la perdida del cuerpo infantil y transformarse en adulto. En este sentido, Spider-Man, en tanto Hombre-Araña, representa el ideal poderoso del adulto en el cual el adolescente pretende convertirse. Pero no solo el adolescente se proyecta en Spiderman, el devenir “adulto” en el mundo contemporánea es un proceso largo que se desfasa del tiempo biológico. Biológicamente, la adolescencia marca la madurez reproductiva del humano. Todos los demás animales, se tornan adultos por efecto de las hormonas sexuales y sus comportamientos “cachorriles” se extinguen para dar paso a comportamientos adultos programados según cada especie. En el humano no ocurre así. El proceso de socialización y la dependencia dificultan el proceso de devenir adulto en el sentido que la psicología (en paralelo con la biología) califica como adultez: un individuo que ha consolidad su identidad, su independencia y su autonomía. Por eso Spiderman es un personaje con el cual todos podemos identificarnos: niños, adultos, adolescentes, jóvenes, hombres, mujeres….

Screen_Shot_2018_10_02_at_9.18.48_AM.1532189263

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Tio Ben Spider-Man ResponsabilidadUn gran poder conlleva una gran responsabilidadFrase que se volverá célebre, parafraseada por el tío Ben tratando de educar a su sobrino adolescente. Ben no sabe que Peter es Spiderman cuando lo aconseja sobre el poder y la responsabilidad, él se refiere al poder de los cambios adolescentes que Peter presenta. Dado que Ben muere como producto de la negligencia de Peter, la frase del tío se convierte en sentencia lapidaria de culpa. La tragedia aparece como la consecuencia de no seguir la advertencia del mentor. La irresponsabilidad lleva a Peter a la lamentación masoquista que se consolida en su carácter melancólico. Es a partir de este evento que nace la leyenda (como se lee en el ultimo cuadro del cómic original).

En psicoanálisis, Freud planteó que la culpa es el primer afecto que genera lazo social. Esta argumentación parte de la idea de que el humano nace en el estado de indefensión absoluta en el cual depende se un prójimo para sobrevivir. Cuando este prójimo asiste al cachorro indefenso se crea una deuda. Freud piensa que este es el origen de la culpa. Melanie Klein, siguiendo a Freud, planteará que la culpa no apela a esta deuda (la cual apunta mas bien a la gratitud), sino a la frustración generada “en lo que el prójimo asiste”. Esta privación genera en el cachorro el odio al prójimo que pudiendo asistir no lo hace, y la envidia a la posibilidad de este prójimo de tener lo que él necesita. Dichos afectos apuntan a los deseos de destruir el objeto. La culpa en Klein obedece a esta fantasía y su posible cumplimiento. En esta lectura, la deuda se establece por haber deseado la muerte del objeto, si éste efectivamente se destruye o desaparece, la fantasía de asesinato se cumple sosteniendo a su vez la fantasía de omnipotencia del sujeto y con ella la culpa que demanda un castigo. Si el objeto persiste y no muere o desaparece, la omnipotencia del sujeto se ve confrontada y brota la gratitud que es también un derivado de la culpa.

maxresdefault (4)

El camino neurótico de la deuda melancólica pone a Spiderman en una situación de castigo permanente. No puede acceder al amor, ni a la retribución por sus proezas sociales, sistemáticamente defrauda a sus seres queridos quedándose solo. La soledad es su castigo por la muerte del tío Ben. Eso no es honrar la frase mítica del gran poder que conlleva una gran responsabilidad, mas bien se autolimita y se sabotea, como si ante cada éxito de Spiderman, Peter tuviera que pagar con su autodevaluación, alejando al extremo la identidad del superhéroe de su alter ego.

Cuando Tony Stark recluta a Peter en Civil War, se abre un nuevo escenario para Spidey, pertenecer a los Avengers. Tony le ofrece a Peter lo mismo que a Banner (HULK: Ser un vengador: El encuentro con Tony (parte 3 de 5)), asumir la responsabilidad del gran poder que posee utilizándolo al servicio de un bien mayor. En vez de limitarse a combatir robos callejeros en Queen, ayudar a IronMan a combatir a Capitán América y su grupo de forajidos (CAPITÁN AMÉRICA: Reconciliando el lado obscuro; de Vengador a Forajido (4 de 4)) para hacerles cumplir la ley (los acuerdos de Sokovia).

Tony, como líder del MCU, sacude a Peter de su culpa lapidaria y lo anima a apelar al verdadero sentido de los consejos del tío Ben: Asumir la responsabilidad del poder implica ejercerlo y darle un sentido. Se trata de la postura Nietzscheana del superhombre versus la condición cristiana de la humildad y el sometimiento. En psicoanálisis se trata del pasaje de la culpa Freudiana a la responsabilidad sobre el deseo Lacaniano.

Lacan plantea que el deseo es el devenir del sujeto a partir de la falta. En el mismo punto de indefensión y la necesidad del prójimo que lo asista, complementa lo planteado por Freud y Klein para sostener que es esa privación originaria la que pone en marcha el deseo. El objeto que satisface la necesidad está por siempre perdido. Lo que el sujeto eventualmente ha de reconocer es la falta como constitutiva del ser deseante. En este sentido asumir el deseo es responsabilizarse de éste en vez de culpar al otro o a si mismo por la frustración que provoca la falta.

Así Peter, ante la invitación de Stark, debe asumir que ha sido descubierto como Spiderman e invitado a ser parte de algo mayor. Y después de la aventura, en la cual es siempre tratado como el niño que es, debe regresar a su vida “normal” en la preparatoria de Queens, asumiendo las responsabilidades de su deseo: Ser Spiderman y Peter Parker.

 

THOR: Ragnarok o la madurez de un Dios (4 de 4)

Al final de la película Mundo Oscuro, Thor rechaza el trono y decide vivir en Midgard como humano con Jane. La cosa termina mal. El dios del trueno no puede simplemente tener una vida normal. Su sentido del deber lo lleva continuamente a luchar contra las amenazas del universo. Su filiación a los Vengadores lo lleva a Zokovia, donde Wanda le provoca la visión del Ragnarok. El tiene que buscar respuestas, lo cual eventualmente le cuesta la relación con Jane, quien “lo deja”.

061557.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Al inicio de la película Ragnarok, vemos a Thor relatar justo que ha ido en busca de respuestas sobre las gemas del infinito y la visión del Ragnarok. La profecía anuncia que él es el causante de la destrucción de Asgard y se obsesiona con detener tal destino. En la mitología nórdica, el Ragnarok es necesario ya que el fin de la era de los dioses representa el mítico comienzo del reinado de los hombres.

Regresando al film, Surtur, el demonio le indica a Thor que Odín no está en Asgard y que su ausencia sumada a la desprotección de Thor ha desatado el fin del mundo: el inicio del Ragnarok. Thor regresa a casa y descubre a Loki tomando el lugar de Odín, disfrutando de lo lindo los lujos de ser rey. Para evitar el Ragnarok, deben buscar al padre a quien Loki exilio a Midgard. reciben la ayuda de Dr. Strange para llegar a Noruega y despedirse de Odin.

null

La muerte de Odin libera a Hela, la nueva enemiga de los hermanos Odison. Con facilidad los pierde en el bifrost y ambos quedan perdidos en Satar. Un nuevo exilio para Thor. Al igual que en la primera película, el dios del trueno pierde nuevamente su martillo, esta vez para siempre. Pero Thor ha crecido y su madurez le permite lidear con la pérdida sin caer en la desesperación y el berreo. Con Mjolnir destruido por su hermana y su cabellos cortado por Stan Lee, el dios del trueno es rebajado esclavo y gladiador. Nombrado ridículamente “Sparkles” (chispitas), Señor de las Trueno debe ganarse nuevamente un lugar en la arena de los gladiadores.
Al enfrentar a su amigo Hulk, Thor tiene una visión de su padre donde revela que su poder no radicaba en el Mjolnir, el poder del trueno fluye en el. A diferencia de su hermana Hela quien es un arma, Thor es un sujeto cuyo poder radica en su cuerpo, no en el arma que utilice.

1508955055005.jpg
Como el líder que es, El Señor del Trueno reúne un equipo, los re-vengadores con los cuales acude al llamado heroico de salvar Asgard. Por fin ha entendido que no se trata de la corona sino de la gente. Y para salvar al pueblo deberá cumplir la profecía y provocar el Ragnarok para destruir a Hela.
Finalmente se corona rey de Asgard y busca llegar a Midgard con su pueblo para re-fundar Asgard. Pero en el camino, son interceptados por Thanos. El asesinato de Loki a manos del Titán enfurece nuevamente a Thor. Su sentido del deber (rescatar a su pueblo del Raganrok, salvar al universo de la Guerra Infinita y la aniquilación) se ve alimentado por el dolor de perder nuevamente a su hermano.
En el encuentro con los Guardianes de la Galaxia comenta:

Tu padre [a Gammora] mató a mi hermano!!! Las familias son difíciles. Mi padre antes de morir me dijo que tenia una media hermana aprisionada en Hel. Luego ella volvió a casa y me apuñaló el ojo. Y tuve que matarla. Así es la vida…

[a Rocket] A mi madre la mató un elfo negro, mi mejor amigo apuñalado en el corazón, la furia, la venganza, ira, pérdida y remordimiento son tremendos motivadores. Aclaran la mente, estoy listo!

Si comparamos a este Thor con sus 1500 años con el joven atrabancado que vimos hace 8 años en la primera película podemos apreciar su evolución. Vemos un hombre (como dice Drax), que ha enfrentado su destino, que ha sufrido y sublimado gran cantidad de pérdidas y cada una de ellas, desde el Mjolnir hasta su ojo, le han retribuido en sabiduría.

En vez de privarse en la frustración como en la primera película, lo vemos recurrir al sentido del humor (uno de los mecanismos de defensa más elevados del psiquismo). Ya no teme el sacrificio, se arroja al mundo como quien no tiene nada que perder y mucho que ganar.

avengers-infinity-war-thor_a-G-15605556-13198931
Freud, Heidegger y Lacan coincidirán con la noción de algo en torno a la salud (Sorge en Heidegger, cura en Lacan) apunta a la apertura ante la posibilidad (flexibilidad el yo en Freud) para afrontar el vacío y la muerte (Dasein arrojado al mundo en Heidegger) soportando la angustia de la existencia (asumir la falta en Lacan). Me parece que esto es lo que vemos en el Thor de Infinity War.