WandaVision: una aproximación al fenómeno psicótico como sostén de la vida.

WandaVision marca en inicio de la cuarta fase del MCU mostrando la evolución de los personajes después de Endgame. Cinco años después de Infinity War, la mitad de la población que fue desaparecida con el chasquido de Thanos volvió con el chasquido de Hulk. Wanda Maximoff y Mónica Rambeau fueron personajes blipeados y al igual que otros, tendrán que readaptarse a un futuro en el que sus personas amadas ya no están.

La serie nos cuenta dos realidades paralelas. Una que ocurre en la televisión al interior de WestView y otra en la vida real, en las afueras del pueblo. La realidad que vemos en televisión es literal la historia que Wanda se cuenta y vuelve real a diferencia de lo que realmente está pasando en el mundo perceptual. Este es un fenómeno común en los humanos. Todos nos contamos una versión de la realidad y vivimos desde ese guion interno. Cada vez que algo de la realidad perceptual amenaza con hacerse presente, Wanda literalmente edita la transmisión para preservar su ficción. El psiquismo normal funciona de la misma forma.

Si bien todos los humanos nos contamos historias paralelas, hay grados de distanciamiento con la realidad perceptual… entre más se aleje mi narrativa interna de la realidad, más difícil me será adaptarme. Entre más peligrosa me resulte la realidad, más tendré que distanciarme de ella. El grado de ficción que Wanda provoca amerita el titulo de psicosis.

Hablar de psicosis es un tema delicado. Típicamente el termino se utiliza para designar los padecimientos mentales en los cuales se pierde el contacto con la realidad perceptual. (En post anteriores he abordado esta problemática: THANOS: Psicosis, maldad y Muerte ó Jean Grey (3 de 4): Evolución del Fénix. PARTE DOS – Famke Janssen´s X-Men) La psiquiatría atribuye este quiebre a un desequilibrio bioquímico del cerebro (lo cual definitivamente ocurre) mientras algunos psicoanalistas han propuesto que se trata de una última defensa ante una realidad insoportable y por lo tanto traumática (siendo la defensa psíquica lo que provoca el desequilibrio bioquímico). Cuando la realidad perceptual es demasiado peligrosa, el psiquismo se desconecta de ésta (mecanismo conocido como disociación) y en ocasiones requiere producir una realidad alterna. Esta producción se conoce como fenómenos psicóticos y consisten fundamentalmente de tres registros: la alucinación (alteración sensoperceptual), el delirio (alteraciones en el pensamiento) y el aplanamiento afectivo (anestesia a los estímulos del mundo).

No eres mi amiga, eres una intrusa y quiero que te vayas.

Lo que vemos en las transmisiones de televisión de WandaVision equivale a la producción de la alucinación. Como vemos más adelante, los contenidos de la ficción proceden de la realidad perceptual pero son modificados en la alucinación para volverlos soportables. Mónica descubre que Wanda re-escribe la realidad.

Tengo lo que quiero y nadie me lo quitará de nuevo.

El paciente literalmente edita su realidad y expulsa aquello que le resulta peligroso como ocurre con Geraldine/Mónica cuando le recuerda a Wanda sobre Ultron y la muerte de Pietro. Esta irrupción de la realidad provoca una reacción violenta en la cual Mónica es expulsada del Hex. Cuando intentan atacarla con el dron armado, Wanda sale del Hex y enfrenta esa realidad que literalmente la amenaza.

Por último, el relato que Mónica hace al salir del Hex es muy interesante. Todos los habitantes son influidos por la magia del caos de Wanda. Todos ellos sienten su dolor y escuchan su voz en sus cabezas diciéndoles que hacer. La experiencia del psicótico suele ser similar, un dolor insoportable y voces que me hablan y me dicen que hacer o lo que la gente está pensando de mi. Lo que intento transmitir es que vivir en el mundo ficticio de la psicosis tiene un costo muy alto en términos de sufrimiento ya que el dolor no logra tramitarse tornándose terrorífico, acumulándose en el cuerpo, provocando respuestas exageradas, incongruentes y a veces violentas.

WANDA´s Endgame: Trauma y disociación.

En posts previos trabajé el impacto – traumático – de Thanos en cada uno de los personajes del MCU (ver links al final) mismo que vimos en la película Endgame. Debido al COVID 19, tuvimos que esperar un año para ver la continuación de las historias de los personajes que blipearon. La serie WandaVision nos muestra como la Bruja Escarlata tuvo que afrontar dicho trauma.

En Infinity War, Thanos “le quitó todo lo que amaba”. Cuando ella regresa del Blip, se une a la batalla, le pone una paliza al Titan Loco que ni siquiera la reconoce, ganan la guerra, asiste al funeral de Tony y parece tranquila con Hawkeye pensando que tanto Visión como Nat deben saber que ya todo está bien. Una de las partes más difíciles del duelo es tratar de seguir con tu vida a pesar de la pérdida. Wanda intenta recuperar el cadáver de Visión para darle sepultura; poner al muerto en un lugar es un ritual importante para los que tienen que vivir con su ausencia.

La imagen del cadáver de su amado destrozado y la confrontación de “ya no sentirlo” parecen detonar en Wanda la precariedad de su historia traumática. Se despide de Visión y se dirige a los suburbios. Encontrándose sola, el poder que la habita emana de su rabia y su dolor protegiéndola con una alucinación que le permite soportar la pérdida en una realidad alterna. Tal como le dice al falso Pietro “Completamente sola y vacía. Sola en una completa inexistencia“. Este vacio la lleva a secuestrar a un pueblo entero para recrear su mundo ideal estilo Sit-Com televisivo (o telenovela latinoamericana).

El antecedente en los cómics es House of M. En la versión original del personaje, Wanda manipula su propia biología para engendrar dos hijos y tener una familia propia con Visión. En una trama muy compleja de magia y ciencia ficción, los hijos le son arrebatados ya que no debían existir. Esta pérdida la lleva a la locura y en un exabrupto de frustración, mata a Visión y a varios de sus compañeros vengadores sumiéndose después en una grave depresión que dados sus poderes se torna altamente peligrosa para la humanidad. Ante el peligro que el descontrol de la bruja representa, sus propios amigos Vengadores piensan la posibilidad de matarla. Su hermano al enterarse recurre al padre Magneto para salvar a Wanda lo cual termina en un plan macabro para manipularla a que altere la realidad creando un mundo en el que los mutantes gobiernan sobre los humanos.

La pérdida de Visión en el MCU es un episodio traumático que remueve en Wanda las heridas infantiles de abandono y alienación. No es solo la pérdida lo que desata el desequilibrio mental de la bruja, es la culpa: ella mató a Visión y su muerte no tuvo un sentido. El asesinato del ser amado es imperdonable provocando la ira contra el sí mismo en la autoreproche, pero el sinsentido de la acción regresa al sujeto a la dimensión oscura del caos ante la propia destructividad. En Wanda, esta regresión libera la magia del Caos. Visión le pide a Wanda que lo mate en un sacrificio necesario para salvar el mundo. Sobre esa premisa ella accede, lo mata para ver como Thanos revierte el tiempo, obtiene de Visión lo que quería y lo asesina de nuevo frente a sus ojos. La impotencia frente a la escena provoca en la bruja un quiebre mental y aunque obtiene su venganza al derrotar al villano, se queda nuevamente sola y sin recursos para afrontar el duelo.

Cuando el cadáver mecánico de Visión le es negado, Wanda pierde el contacto con la realidad generando una alterna en la cual puede tener una vida normal con su esposo en los suburbios y tener una familia. La alteración de la realidad funciona como la alucinación: provoca un fenómeno onírico en el cual la ficción se impera sobre la percepción.

TODOS LOS POSTS DE ENDGAME:

IRONMAN: The Endgame

STEVE ROGER´s Endgame: Vivir la vida que Tony me decía…

HULK´s Endgame: Monstruosidad Sublimada

THOR´s Endgame: El fracaso de un Dios

BLACK WIDOW´s Endgame: El Sacrificio

HAWKEYE´s Endgame: Ronin y la venganza

ROCKET´s Endgame: Recuperar a mi familia

NEBULA´s Endgame: Culpa y Reparación

SCOTT LANG´s Endgame: Esperanza e Ingenuidad

THANOS´Endgame: La inevitable mortalidad