SHAZAM!:Ingenuidad heróica?

El mes pasado se estrenó la película SHAZAM! basada en el personaje de DC Comics. La entrega resultó una refrescante historia llena de humor infantil que contrasta significativamente con lo que hemos visto últimamente de DC.

La historia de SHAZAM en los cómics es en sí misma un drama controversial de demandas legales por los derechos del personaje.

Su primera aparición data de 1940, y fue publicado por Fawcett Comics con el nombre de Capitán Marvel. Su semejanza con Superman le valió a la pequeña editorial una demanda de DC Comics interpuesta en 1953 que duraría décadas y llevaría la compañía a la bancarrota.

En 1968 Marvel Cómics registra el nombre Capitan Marvel como propio con lo que el superhéroe en disputa se ve obligado a perder su nombre. Y el nombre de su familia:

El pleito legal termina hasta 1991, cuando DC gana todos los derechos del personaje (menos si nombre) bautizándolo oficialmente “Shazam!”

No en vano la película se estrenó en 2019 una semana después de Capitana Marvel (CAPITANA MARVEL: Empoderamiento Femenino). El personaje de la película, Billy, es un chico huérfano que al igual que el cómic se debate entre dos casas (Fawcett – DC) y debe hacerse de un nombre. A los 5 años de perdió en una feria y desde entonces ha mantenido una idealización de su madre y hace todo lo que está en sus manos para encontrarla. Cuando es elegido por el hechicero para ser El Campeón, no está preparado para la gran responsabilidad que su poder representa. Sin figuras paternas o mentores adultos a su alcance, acude a Freddy Freedam a quien acaba de conocer y que es fan de los superhéroes.

Siendo un adolescente solitario, Billy, convertido en Shazam! se encuentra a la deriva. Atrapado en un cuerpo ajeno y con sorprendentes poderes, requiere del apoyo de Freddy con quien trazara una entrañable amistad. Poco a poco todos los hermanos adoptivos se ven involucrados en la aventura de Billy, convirtiéndose en la Familia Shazam.

Contrario a otros superhéroes más obscuros, lo que hace a Billy merecedor del poder que el hechicero le otorgó es su familia adoptiva. El poder de la familia, del vínculo afectivo al cual el mismo se ha negado por mantener la fantasía de la imagen de su madre. Es por eso que al encontrarla y darse cuenta que no se perdió sino que fue abandonado por ella, descubre que su verdadera pertenencia está con sus amigos/hermanos.

La moraleja de la historia resalta el poder de la familia… no la de sangre, sino la que es elegida.

CAPITANA MARVEL: Empoderamiento Femenino

La saga cinematográfica de Avengers inició hace 11 años con Ironman. No es casualidad que la última superhéroina de la saga sea Capitana Marvel, ya que en los cómics se observó desde mediados de los 90s la tendencia a que los personajes femeninos tomaran el lugar protagónico de sus compañeros varones.

La historia de Carol Danvers y de Capitán y Capitana Marvel en los cómics es algo confusa y controversial y difiere de la versión del MCU en lo que yo diría son “cuestiones de género”. En 1968 cuando hace su aparición, Danvers es una oficial de la Fuerza Aérea Estadounidense que ofrece su ayuda al extraterrestre de nombre Mar-Vell, un Kree enviado en una misión especial para detener a los Skrull. La historia versa sobre una rivalidad intergaláctica entre dos razas alienigenas en la cual la Terrana Danvers se ve involucrada. En un accidente, (cuya versiones varían según la publicación), el ADN humano de Carol se mezcla con el de Mar-Vell adquiriendo superpoderes. A partir de este momento, Danvers toma el nombre de Ms. Marvel. Es hasta 2012 que toma el título de Capitana Marvel.

El título Ms. (en español señorita) en es lenguaje patriarcal se utiliza para designar a una mujer soltera, una doncella. Este referente alude al papel de la mujer siempre en relación al varón donde la doncella representa la mujer casta a ser conquistada por el hombre que la volverá su señora. Mientras que el título de Capitán se utiliza para designar al líder de un grupo. De manera que pasar de señorita a Capitana representa un salto cuántico en la posición de la mujer dentro de los referentes lingüísticos.

Regresando a la historia y al personaje de la película, vemos que esta versión Mar-Vell, quien sigue siento extraterrestre, es una mujer científica. A diferencia del personaje del cómic, Brie Larson recibe sus poderes de otra mujer (realmente del teseracto y la gema del espacio) su mentora, la Dra. Wendy Lawrson quien es realmente Mar-Vell.

La historia nos muestra la trayectoria típica de la mujer que logra vencer las barreras de género a base de levantarse una y otra vez desafiando las consignas que la limitan por su sexo. La motivación de Carol es solo esa: la auto afirmación. Y paradójicamente, en su secuestro por los Skrull, es limitada de sus recuerdos y de su identidad.

A diferencia de otras heroinas de los cómics y películas, los referentes de Carol Danvers son todos femeninos. No hay compañero varón, ni romance, ni mentor con quien identificarse. Su apoyo incondicional es su amiga Maria Raumbau quien encarna otro típico referente de la mujer heroica: la madre soltera.

Sus referentes masculinos son dos figuras polarizadas: el comandante Kree, Yon-Rogg y el agente de SHIELD, Nick Fury.

Yon-Rogg, su supuesto mentor Kree, la nombra Vers a partir del fragmento de su placa militar: Dan/Vers. En el cómic original, Yon-Rogg traiciona a Mar-Vell y causa el accidente a partir del cual Ms. Marvel obtiene sus poderes. En la película es también el causante indirecto del accidente y mantiene a Carol engañada al no recordar su identidad. Yon-Rogg representa al patriarca que instruye a la mujer a limitar su poder haciéndole creer que éste es peligroso.

Nick Fury por otra parte se vuelve un aliado. Si bien Fury es la figura paterna de casi todos los Avengers, en el caso de Carol lejos de ser un padre es un par. Fury juega el papel del Terrano que auxilia al extraterrestre en la guerra ínterglactica, rol original de Danvers en los cómics. Vemos también que Carol se vuelve la inspiración para la iniciativa Vengadores.