Aves de Presa y la venganza femenina (2 de 4): Presas y Depredadores

Birds of Prey es una serie de DC Cómics publicada en los noventas. En los cómics, las aves de presa son inicialmente Canario Negro y Oráculo, Dinah Lance y Barbara Gordon. En un mundo de varones como la obscura Ciudad Gótica, dos chicas son aves de presa que se vuelven depredadoras.

La noción del varón violento como depredador y la mujer sometida como su presa data de las imágenes más antiguas de las tradiciones patriarcales. En vísperas del día internacional de la mujer vale la pena revisar estas premisas desde la relación de Harley Queen y Joker.

En la película (y en cualquier versión televisiva, fílmica o gráfica), Joker es el gran depredador. El Principe Payaso escaló hasta colocarse en la cima de la cadena alimenticia de Ciudad Gótica. Harley por su cuenta fue tomada como presa desde niña por su padre. Su encuentro brutal no podía ser distinto.

Aves de Presa, la película, inicia cuando Harley termina con Joker y es desechada por este como basura.

Ser la mujer del Guason me daba privilegios

Harley gozaba de inmunidad por su relación con Joker. Nadie se atrevería a tocarla siendo propiedad de él. Las ventajas de ser el objeto favorito del sociopata más temido de la Ciudad. Esta es una trampa cultural en la cual con frecuencia caemos las mujeres. Sobre todo aquellas atrapadas con varones poderosos. Sin el no soy nadie. Preferible el maltrato y la cosificación que la no existencia.

Cuando escucha que sus supuestas amigas de burlan de ella y no creen que efectivamente haya terminado su relación con Joker se indigna. Es un momento que pasa de largo en la película pero me parece trascendente ya que las mismas mujeres promueven la misoginia y el maltrato a otras mujeres. Esta comunidad femenina que no válida el maltrato a una mujer frecuentemente lleva a la víctima a mantenerse en riesgo con su agresor ya que la violencia que vive se normaliza o peor aún se le culpabiliza de la misma.

Harley en este caso se indigna y es su pretexto para impulsivamente promulgar su emancipación con un acto terrorista. Lo que no tomo en cuenta (como siempre) fueron las consecuencias que tendría declarase libre de Joker y sin su protección.

Todos los depredadores a quienes había ofendido comienzan a buscarla para cobrar venganza ahora que Joker no la defenderá. Quizá fue un acting de su propio deseo autodestructivo (buscar la muerte en manos de otros depredadores) lo cierto es que esto la anuncia como presa y esta vez Joker no vendrá a salvarla.

Serán Canario y Huntress quienes la rescaten de estos nuevos depredadores.

Aves de Presa y la venganza femenina (1 de 4): Un Arlequín sin Amo

La violencia hacia la mujer y el feminicidio son temas que afortunadamente se han puesto “de moda”. Independientemente de la postura que uno tome frente al tema, son realidades innegables que hoy se cristalizan en medios, redes sociales y manifestaciones públicas. En el marco de esta turbulencia social tenemos una historia clásica del feminismo donde un grupo de mujeres hartas de ser devaluadas y violentadas por un medio machista deciden emanciparse: Aves de Presa (y la Fantabulosa Emancipación de una Harley Queen).

La narrativa de la película contada desde la protagonista da cuenta del proceso de cosificacion de la mujer en ciertas sociedades. Al contar su historia, Harley inicia con su infancia en la cual se padre la cambio por un Six de cerveza. Fue tratada y signada como una cosa. Pero ella volvía dispuesta a lo que fuera por el afecto del padre. La mandaron a un colegio de monjas, donde también fue maltratada y etiquetada como problemática.

El maltrato infantil y la falta de vínculos sanos genera el llamado apego inseguro. Es también el origen de una futura difusión de identidad. Esto significa que si en la infancia temprana mis padres no me dan imágenes consistentes de mi mism@ es difícil que yo pueda consolidar una identidad. Harleen Quinzel se vuelve médico y psiquiatra tratando de construirse una identidad desde esta profesión que por una parte la sigue poniendo al servicio de los demás pero también apuntala el narcisismo desde el saber de la ciencia (Ver DR. STRANGE: De la neurociencia a la mística: un recorrido Narcisista.).

Desde la omnipotencia que le confiere la investidura médica y el saber Psiquiatrico, Harleen cree poder curar a Joker. Pero termina enamorándose y regresando a la misma relación utilitaria y de maltrato que tuvo con su padre. Su transformación en la caída al ácido la hace adoptar una nueva identidad: Harley Queen: la reina Arlequín, compañera de crimen del Principe Payaso.

Finalmente Joker la desecha como cualquier otro objeto que tras el uso pierde su valor. Harley se desmorona. Ya no tiene un lugar, ya no sabe quien es.

Se alcoholiza, se droga, se expone a situaciones de riesgo buscando su propia destrucción. Y lo hubiera logrado de no ser por la mirada femenina de Canario Negro.

Nótese que en la historia de Harley (como de muchas mujeres) no hay mirada femenina. Su ser depende del deseo masculino que ve en ella un objeto sexual. Un ave de presa puesta a disposición del depredador (Ver: GAMORA: De huérfana violentada a la Mujer más Letal del Universo (1 de 2)).

Estando en el bar le confiesa a Dinah Lance:

“sabes que es un arlequín?….. Un arlequín está hecho para servir a un amo. Un arlequín sin amo no es nadie y a nadie le importa un carajo”.

Y si…. cuando la mujer es vista como un objeto al servicio de un amo, a nadie le importa ella…. nadie la ve….

Solo otra mujer puede verla y “rescatarla” dándole estatuto de persona. Canario la rescata cuando quieren secuestrarla. Aunque Harley sea una pésima persona no puede permitir que abusen de ella. Es una persona…. mala persona pero persona al fin…. no una cosa que se usa y se desecha…

 

 

SHAZAM!:Ingenuidad heróica?

El mes pasado se estrenó la película SHAZAM! basada en el personaje de DC Comics. La entrega resultó una refrescante historia llena de humor infantil que contrasta significativamente con lo que hemos visto últimamente de DC.

La historia de SHAZAM en los cómics es en sí misma un drama controversial de demandas legales por los derechos del personaje.

Su primera aparición data de 1940, y fue publicado por Fawcett Comics con el nombre de Capitán Marvel. Su semejanza con Superman le valió a la pequeña editorial una demanda de DC Comics interpuesta en 1953 que duraría décadas y llevaría la compañía a la bancarrota.

En 1968 Marvel Cómics registra el nombre Capitan Marvel como propio con lo que el superhéroe en disputa se ve obligado a perder su nombre. Y el nombre de su familia:

El pleito legal termina hasta 1991, cuando DC gana todos los derechos del personaje (menos si nombre) bautizándolo oficialmente “Shazam!”

No en vano la película se estrenó en 2019 una semana después de Capitana Marvel (CAPITANA MARVEL: Empoderamiento Femenino). El personaje de la película, Billy, es un chico huérfano que al igual que el cómic se debate entre dos casas (Fawcett – DC) y debe hacerse de un nombre. A los 5 años de perdió en una feria y desde entonces ha mantenido una idealización de su madre y hace todo lo que está en sus manos para encontrarla. Cuando es elegido por el hechicero para ser El Campeón, no está preparado para la gran responsabilidad que su poder representa. Sin figuras paternas o mentores adultos a su alcance, acude a Freddy Freedam a quien acaba de conocer y que es fan de los superhéroes.

Siendo un adolescente solitario, Billy, convertido en Shazam! se encuentra a la deriva. Atrapado en un cuerpo ajeno y con sorprendentes poderes, requiere del apoyo de Freddy con quien trazara una entrañable amistad. Poco a poco todos los hermanos adoptivos se ven involucrados en la aventura de Billy, convirtiéndose en la Familia Shazam.

Contrario a otros superhéroes más obscuros, lo que hace a Billy merecedor del poder que el hechicero le otorgó es su familia adoptiva. El poder de la familia, del vínculo afectivo al cual el mismo se ha negado por mantener la fantasía de la imagen de su madre. Es por eso que al encontrarla y darse cuenta que no se perdió sino que fue abandonado por ella, descubre que su verdadera pertenencia está con sus amigos/hermanos.

La moraleja de la historia resalta el poder de la familia… no la de sangre, sino la que es elegida.

Aquaman: El Héroe Mestizo y las Masculinidades contemporáneas

Diciembre 2018 cerró con el estreno de Aquaman. Desde Justice League vimos un nuevo y renovado Arthur Curry, interpretado por Jason Momoa que trata de reivindicar al Rey de los Mares como un autentico superheroe. Sin embargo, entre el personaje que vimos en 2017 en Justice League y el Aquaman de 2018 hay algunas discrepancias poco afortunadas.

aquaman.jpg

La presentación del personaje en Justice League nos muestra un Arthur obscuro, resentido con la vida y con el abandono de su madre con desprecio a la humanidad. Este primer acercamiento al personaje lo hacia parecer más cercano a héroes iracundos como Batman o Ironman (ver Post Avengers VS Justice League 3: Los Dioses). Sin embargo en la entrega de 2018, nos cuentan una historia enmarcada con la trayectoria del héroe y que en lo personal me remite más al Thor del MCU.

Resulta que Arthur es un rey mestizo, partido entre dos mundos, el de su padre y el de su madre, alienado en ambos. Sin embargo, la película enfatiza el amor familiar y el soporte de los padres con su hijo. Salvo Thor, ningún otro superheroe tiene figuras parentales sanas, amorosas o estables. Si bien la reina Atlana tiene que dejar a su hijo y su amante, no es del todo un abandono, ella debe regresar a cumplir con sus deberes reales lo cual tarde o temprano le cuesta la vida. Aunque al final resulta que no muere, si queda exiliada por la deshonra que implica haber tenido un hijo fuera del matrimonio y con un humano.

maxresdefault-1.jpg

En este sentido, Arthur resulta una autentica aberración. Mezcla de dos razas, humano y atlantiano. Pero es tal el amor de su padre que no se observa autentico conflicto en él. Si se vive culpable de la muerte de su madre pero a la vez culpa a los atlantianos y por ello los desprecia y no desea saber nada de su origen acuático. Su filiación paterna lo hace un traidor para la patria de su madre. Debe enfrentar a su hermano (nuevamente la rivalidad filial) para evitar una guerra que destruiría su mundo, el de los humanos.

Los personajes femeninos son los poderosos en esta historia, trazando una masculinidad muy observable en nuestra época. La madre una reina que lo signa como aquel que cambiará la historia y unificará los mundos. Arthur se entrena fervientemente para conocer algún día a su madre. Pero cuando se entera que ella ha sido asesinada por haberlo tenido, pierde todo interés en sus raíces Atlantianas y se refugia en su parte humana. Psicoanalíticamente podríamos interpretar que al atribuirse la culpa de la muerte de su madre, Arthur necesita defenderse odiando a los atlantianos y  desestimándose él mismo como heredero al trono.

aquaman-movie-new-posters-784x441.jpg

Contrario a las personalidades narcisistas de Thor, Batman o IronMan, Aquaman es un melancólico. Sin el masoquismo heróico de Steve Rogers, Arthut Curry se establece en una “zona de confort” como muchos pacientes en la clínica contemporánea, que hacen lo imposible por mantenerse en un bajo perfil y en el anonimato. Especulando mas desde la clínica que desde la película, ¿Será que Arthur huye de los reflectores para evitar la culpa de su existencia?, ¿Será una forma de castigo?, ¿Será una autodevaluación?, o simplemente una manera de huir de la responsabilidad que le conlleva el gran poder de ser el legítimo heredero del reino de los mares.

Tiene que venir la princesa Mera, aprendiz de la reina Atlana (madre de Arthur) a sacarlo de esa zona de confort y recordarle quien es en realidad. Es ella quien lo arrastra a la aventura que lo confronta con su destino. Es ella quien lo lanza al vacío donde debe devenir un héroe. El empoderamiento de Aquaman viene por su herencia femenina y requiere una mujer guerrera que lo guíe en el camino a asumir su propio ser.

aquaman-home.jpg