La Ira en Tiempos del COVID: Anger Management con Hulk

El “manejo de la ira” o “anger management” es el nombre que se ha dado a una variedad de técnicas que apoyan en el afrontamiento de la ira. La violencia, la agresividad y la furia son síntomas y rasgos que se exacerban en situaciones como las que vivimos actualmente con la pandemia del COVID. La ira es una emoción básica que se activa ante el peligro, ya sea ante amagos en la realidad externa o amenazas internas. Nadie representa mejor la ira dolorosa que Hulk, el Vengador más poderoso.

Hulk representa a nuestro monstruo interior, el que destruye todo lo que amamos. Y Banner, nuestro yo consciente siempre está avergonzado y culpable por el comportamiento de los monstruos. Cualquiera que haya tenido exabruptos de ira puede identificarse con este personaje. Uno se convierte en otra persona cuando la furia se apodera de ti. Y luego viene la vergüenza de tener que reconstruir lo que Hulk en su furia destruye. Un primer paso en el manejo de la ira consiste en reconocer al monstruo y lo que lo detona. Banner es un buen modelo para este propósito.

En un segundo momento, habrá que hablar con el monstruo y hacerlo tu aliado en vez de tu enemigo. Para este propósito, basta ver la escena de Avengers cuando Tony Stark (AKA el terapeuta) confronta a Bruce con su monstruo y le dice que tal vez Hulk lo salvó del accidente Gamma. Esto le da al monstruo una razón para existir y un acercamiento como aliado y no como enemigo. Años más tarde, en Endgame, ese sentido se ve esclarecido al ser el único capaz de utilizar el guante con las gemas del infinito para revertir la aniquilación de Thanos. En terapia, el paciente debe explorar de donde viene su monstruo y regularmente encontramos que se constituyó en un pasado remoto como defensa ante algún peligro terrible.

Ante las contingencias que estamos viviendo, es muy relevante tomar esto en cuenta. Hay mucha gente enojada por la pandemia. Indignados con el estado y los servicios de salud deficientes. Impacientados con las especulaciones sobre una posible recesión económica a nivel mundial. Fastidiados por no poder salir de casa. Encolerizados con la gente que no obedece las indicaciones de quedarse en casa. Enfadados con los que si pueden resguardarse y seguir cobrando un sueldo mientras otros no pueden darse el lujo de no salir a trabajar. Y podría seguir infinitamente listando detonantes para despertar monstruos….

Una tercera fase en el manejo de la ira consiste en utilizar su fuerza para empoderar el Yo y canalizar la ira en formas positivas y creativas en vez de estallidos destructivos. Nuevamente, en la primer película de Avengers, vemos a Banner transformándose a voluntad en Hulk mientras revela su secreto: “Yo siempre estoy enojado”

Como en la realidad no podemos destrozar alienígenas con nuestra ira canalizada y salvar el mundo como Hulk …. tenemos que ser más creativos y utilizar la potencia de la furia en otras cosas. Una recomendación fundamental para quienes se sienten muy enojados en esta cuarentena es buscar la forma de hacerse en casa un espacio donde puedan descargar físicamente la ira. Idealmente utilicen equipo de boxeo (guantes, vendas y costal) pero si no tienen, acondicionen una esquina con almohadas (es importante no lastimarse al pegar) y vendas normales para protegerse las manos (chequen tutoriales en Utube). Escriban textos enojados, verbalicen sus frustración con amigos y familiares para que no sientan la necesidad de sacar el monstruo destructivamente.

Trauma y precariedad en los tiempos del COVID

La pandemia mundial que nos acontece nos enfrenta con una crisis para muchos sin precedentes. Escuchamos noticias o leemos redes sociales que nos advierten constantemente del peligro. La sensación de sentirnos constantemente amenazados suele despertar sentimientos de precariedad, percibirnos indefensos ante la incertidumbre y la impotencia.

 

 

 

 

 

El humano, como cualquier animal, reacciona ante las señales de peligro activando su sistema de alerta. Esto le permite defenderse del peligro a través de dos mecanismos principales: la huida y el ataque.

 

El mecanismo de huida es el más adaptativo. La mejor forma de evitar el peligro es la retirada. En este sentido, el AISLAMIENTO SOCIAL recomendado como medida para evitar el contagio obedece a este mecanismo. La emoción correspondiente a la huída es el miedo. La población que voluntariamente se ha recluido a sus hogares sigue su instinto de supervivencia atendiendo el temor que provoca la información sobre la pandemia y se resguarda esperando que pase el peligro. El aislamiento social y el confinamiento conlleva otros peligros.

img_7966                                   img_7967

La agresividad es otro mecanismo de defensa ante el peligro. Este se activa cuando el sujeto no ve viable la huida. La emoción que acompaña esta respuesta es la ira. Muchas personas que no pueden quedarse en casa a resguardarse de la amenaza o para quienes el aislamiento social implica un peligro muestran signos de irritabilidad en vez del nerviosismo o la ansiedad que el miedo generalmente provoca.

La combinación del miedo con encierro e incertidumbre provoca un desgaste en la capacidad de residencia. Conforme el tiempo transcurre, si el estado de alerta no disminuye, el sujeto empieza a presentar signos de estrés. Este tiene componentes fisiológicos y psíquicos como respuesta a la prolongada exposición al peligro. Cuando las señales de alarma no disminuyen y el organismo se encuentra atascado sin poder huir o defenderse, comienza a desarrollarse la vivencia de un trauma.

img_7963-1.jpg   

El trauma psíquico se vive como una herida o ruptura de la mente. Igual que el trauma físico (lesión, fractura u otro tipo de daño corporal), se provoca cuando una condición del medio sobrepasa los mecanismos de protección del organismo. Por ejemplo, una cortadura en la piel se da cuando una superficie filosa sobrepasa la resistencia natural de la piel dejando expuestas las capas inferiores. Esto provoca un sangrado que favorece la limpieza natural de la herido y al coagular se restablece y cierra dejando una cicatriz. El psiquismo funciona igual. El problema con las situaciones traumáticas es que tienden a remover otras heridas (como si uno cortara de nuevo sobre la cicatriz) generando mucha confusión ya que a diferencia de la herida en la piel que es visible, la herida psíquica duele pero no se ve.

La forma mas sana de enfrentar el trauma es a través de la creatividad. Las situaciones límite nos confrontan con la imposibilidad y es importante asumirla pero también utilizar la motivación de los mecanismos adaptativos (el miedo y la ira) para crear soluciones. El miedo nos permite protegernos, la ira defendernos. Estas emociones adecuadamente canalizadas apuntalan la capacidad de resilencia frente al trauma.

Ironman, Batman, Green Arrow, Flash y Hulk son personajes que se vuelven héroes al confrontar sus traumas, canalizar su ira y su miedo transformándolos en superpoderes para vencer la adversidad.

img_7970.jpgimg_7972img_7971img_7974img_7973

 

 

COVID19: Redefiniendo el heroísmo en el Siglo XXI

Toda historia de superhéroes tiene supervillanos. En nuestras mitologías contemporáneas, la maldad se representa en monstruos, máquinas, seres despiadados y claro, enfermedades que se salen de control y des-humanizan a los humanos. En todo guion de ciencia ficción las virtudes de la humanidad son exaltadas mientras los componentes destructivos son referidos a la periferia de lo monstruoso. La pandemia del COVID19  parece salido de un guion de película. Resident Evil, Terminator, Matrix….. Crisis en Tierras Infinitas….. Avengers, Endgame…. En todas estas películas (por nombrar solo algunas), el mundo se ve amenazado con la extinción y en el momento más duro de desastre, los héroes aparecen para “salvar el día” porque los humanos merecen sobrevivir. En los guiones de ficción el bien y el mal son relativamente claros. El héroe y el villano se distinguen con alguna claridad…. pero en la vida real….

¿Donde están los héroes ahora?                                                 ¿Quién es el villano?

Toda mitología confronta los valores del bien y del mal. Para los griegos, la lucha era entre el orden y la justicia (Dyke) contra el caos y el exceso (Hybris). Los héroes griegos buscan instaurar la civilización racional frente al desorden del pathos (pasión-enfermedad). En el antiguo testamento, el Dios Jehová disciplina a los humanos en los valores del pueblo elegido. Los héroes del pueblo de Israel deben combatir las tentaciones que los llevan a apartarse del camino de Dios. El mal se encarga en el enemigo de Dios. En el medievo, la figura de Jesucristo representa el héroe máximo que se sacrifica por la humanidad e instaura los valores del catolicismo. La hegemonía del mal queda colocada en el personaje del Diablo con sus diversas representaciones. La noción del pecado, la culpa y el castigo articularon un nuevo orden de valores.

En la modernidad, el capitalismo se consolidó como el sistema que ofrecía el paraíso en la tierra ante la muerte de Dios. El comunismo en contraparte fue el depositario de la maldad. La segunda guerra mundial y la guerra fría se encargaron de mantener la ficción de dos bandos opuestos. Las mitologías contemporáneas corresponden a esta época. Hacia finales del siglo XX el terrorismo sustituyó al comunismo y el neoliberalismo se consolidó amenazando con consumir al planeta…..

Desde esta narrativa, hay quienes piensan que es tiempo de la naturaleza de cobrar facturas. En un guion al estilo de Matrix, el humano y el sistema capitalista neoliberal son la verdadera enfermedad. El virus es entonces una forma en que la naturaleza cobra venganza (en una versión renovada de la ira del Dios del antiguo testamento) o bien un mecanismo de balance natural (desde una perspectiva Darwiniana donde sobrevivirá el más apto). Se trata de la solución piadosa de Thanos en Endgame….. Eliminando a la mitad de la población, la tierra reflorece.

Otra interpretación de la crisis actual apunta a la crítica al sistema capitalista y la villania de los estados despóticos que han invertido los recursos del pueblo en milicia, inversiones, privatización en vez de asegurar la salud. El estado en este sentido falla como garante de la seguridad de la ciudadanía. El capitalismo es el asesino. Los héroes ante la crisis son el personal médico que literalmente arriesga su vida para combatir la enfermedad y restablecer la salud.

Apenas el año pasado, Avengers: Endgame nos dio una lección sobre la capacidad de resiliencia de los superhéroes ante el fracaso de Infinity War. Ahora nos toca a nosotros enfrentar esa capacidad resilente para enfrentar el fracaso de los sistemas de salud ante la pandemia.

Para revisar distintos tipos de afrontamientos frente a la crisis ver:

IRONMAN: The Endgame

STEVE ROGER’s Endgame: Vivir la vida que Tony me decía…

HULK´s Endgame: Monstruosidad sublimada

THOR’S Endgame: El fracaso de un Dios

BLACK WIDOW’S Endgame: El Sacrificio Final

HAWKEYE´S Endgame: Ronin y la venganza

ROCKET’S Endgame: Recuperar a mi familia

NEBULA’S Engame: Culpa y Reparación

SCOTT LANG’S Endgame: Esperanza e ingenuidad.

THANOS’ Endgame: La inevitable mortalidad.

 

 

 

 

 

Aves de Presa y la venganza femenina (2 de 4): Presas y Depredadores

Birds of Prey es una serie de DC Cómics publicada en los noventas. En los cómics, las aves de presa son inicialmente Canario Negro y Oráculo, Dinah Lance y Barbara Gordon. En un mundo de varones como la obscura Ciudad Gótica, dos chicas son aves de presa que se vuelven depredadoras.

La noción del varón violento como depredador y la mujer sometida como su presa data de las imágenes más antiguas de las tradiciones patriarcales. En vísperas del día internacional de la mujer vale la pena revisar estas premisas desde la relación de Harley Queen y Joker.

En la película (y en cualquier versión televisiva, fílmica o gráfica), Joker es el gran depredador. El Principe Payaso escaló hasta colocarse en la cima de la cadena alimenticia de Ciudad Gótica. Harley por su cuenta fue tomada como presa desde niña por su padre. Su encuentro brutal no podía ser distinto.

Aves de Presa, la película, inicia cuando Harley termina con Joker y es desechada por este como basura.

Ser la mujer del Guason me daba privilegios

Harley gozaba de inmunidad por su relación con Joker. Nadie se atrevería a tocarla siendo propiedad de él. Las ventajas de ser el objeto favorito del sociopata más temido de la Ciudad. Esta es una trampa cultural en la cual con frecuencia caemos las mujeres. Sobre todo aquellas atrapadas con varones poderosos. Sin el no soy nadie. Preferible el maltrato y la cosificación que la no existencia.

Cuando escucha que sus supuestas amigas de burlan de ella y no creen que efectivamente haya terminado su relación con Joker se indigna. Es un momento que pasa de largo en la película pero me parece trascendente ya que las mismas mujeres promueven la misoginia y el maltrato a otras mujeres. Esta comunidad femenina que no válida el maltrato a una mujer frecuentemente lleva a la víctima a mantenerse en riesgo con su agresor ya que la violencia que vive se normaliza o peor aún se le culpabiliza de la misma.

Harley en este caso se indigna y es su pretexto para impulsivamente promulgar su emancipación con un acto terrorista. Lo que no tomo en cuenta (como siempre) fueron las consecuencias que tendría declarase libre de Joker y sin su protección.

Todos los depredadores a quienes había ofendido comienzan a buscarla para cobrar venganza ahora que Joker no la defenderá. Quizá fue un acting de su propio deseo autodestructivo (buscar la muerte en manos de otros depredadores) lo cierto es que esto la anuncia como presa y esta vez Joker no vendrá a salvarla.

Serán Canario y Huntress quienes la rescaten de estos nuevos depredadores.

Aves de Presa y la venganza femenina (1 de 4): Un Arlequín sin Amo

La violencia hacia la mujer y el feminicidio son temas que afortunadamente se han puesto “de moda”. Independientemente de la postura que uno tome frente al tema, son realidades innegables que hoy se cristalizan en medios, redes sociales y manifestaciones públicas. En el marco de esta turbulencia social tenemos una historia clásica del feminismo donde un grupo de mujeres hartas de ser devaluadas y violentadas por un medio machista deciden emanciparse: Aves de Presa (y la Fantabulosa Emancipación de una Harley Queen).

La narrativa de la película contada desde la protagonista da cuenta del proceso de cosificacion de la mujer en ciertas sociedades. Al contar su historia, Harley inicia con su infancia en la cual se padre la cambio por un Six de cerveza. Fue tratada y signada como una cosa. Pero ella volvía dispuesta a lo que fuera por el afecto del padre. La mandaron a un colegio de monjas, donde también fue maltratada y etiquetada como problemática.

El maltrato infantil y la falta de vínculos sanos genera el llamado apego inseguro. Es también el origen de una futura difusión de identidad. Esto significa que si en la infancia temprana mis padres no me dan imágenes consistentes de mi mism@ es difícil que yo pueda consolidar una identidad. Harleen Quinzel se vuelve médico y psiquiatra tratando de construirse una identidad desde esta profesión que por una parte la sigue poniendo al servicio de los demás pero también apuntala el narcisismo desde el saber de la ciencia (Ver DR. STRANGE: De la neurociencia a la mística: un recorrido Narcisista.).

Desde la omnipotencia que le confiere la investidura médica y el saber Psiquiatrico, Harleen cree poder curar a Joker. Pero termina enamorándose y regresando a la misma relación utilitaria y de maltrato que tuvo con su padre. Su transformación en la caída al ácido la hace adoptar una nueva identidad: Harley Queen: la reina Arlequín, compañera de crimen del Principe Payaso.

Finalmente Joker la desecha como cualquier otro objeto que tras el uso pierde su valor. Harley se desmorona. Ya no tiene un lugar, ya no sabe quien es.

Se alcoholiza, se droga, se expone a situaciones de riesgo buscando su propia destrucción. Y lo hubiera logrado de no ser por la mirada femenina de Canario Negro.

Nótese que en la historia de Harley (como de muchas mujeres) no hay mirada femenina. Su ser depende del deseo masculino que ve en ella un objeto sexual. Un ave de presa puesta a disposición del depredador (Ver: GAMORA: De huérfana violentada a la Mujer más Letal del Universo (1 de 2)).

Estando en el bar le confiesa a Dinah Lance:

“sabes que es un arlequín?….. Un arlequín está hecho para servir a un amo. Un arlequín sin amo no es nadie y a nadie le importa un carajo”.

Y si…. cuando la mujer es vista como un objeto al servicio de un amo, a nadie le importa ella…. nadie la ve….

Solo otra mujer puede verla y “rescatarla” dándole estatuto de persona. Canario la rescata cuando quieren secuestrarla. Aunque Harley sea una pésima persona no puede permitir que abusen de ella. Es una persona…. mala persona pero persona al fin…. no una cosa que se usa y se desecha…

 

 

Jean Grey (3 de 4): Evolución del Fénix. PARTE TRES – Sophie Turner’s Dark Phoenix

En la última versión cinematográfica de los X-Men, se reproduce el accidente en el espacio donde la Fuerza Fenix se apodera del cuerpo de Jean Grey en un intento por salvar a sus amigos. Jean regresa a casa super-cargada. Ella misma menciona que se siente muy bien, hasta que un exceso de estímulos desata su ira y con ella un poder destructivo que asusta a todos, incluida ella misma.

La ira desata el poder. Al igual que Hulk, la emoción que desata al “monstruo” es la rabia. ¿Que nos dice el psicoanálisis sobre este primitivo afecto? Freud en su proyecto de Psicología decía que el bebé recién nacido se encuentra desvalido y necesitado del Otro. Ante dicha situación, se postula el origen de la existencia como intensamente dolorosa y frustrante, frente a lo cual el cachorro humano sólo puede berrear angustiado y furioso. El berreo llama a un adulto que si logra ser empatico contiene al bebé y lo procura.

En el desafortunado caso de Jean, ni su padre ni sus amigos ni Erick pueden contenerla. La fuerza Fénix debilita las barreras mentales que Charles creó en su mente para bloquear sus memorias traumáticas de infancia y al resurgir éstas, Jean se siente engañada y traicionada por su mentor abandonando a los X-Men en busca de su padre a quien creía muerto. Este encuentro será desastroso ya que el padre le teme y la acusa de asesinar a su madre. El impacto emocional de semejante confrontación desata nuevamente un exabrupto de poder destructivo que la lleva a confrontar a sus amigos matando a su amiga Raven con su descontrolado poder.

Cuando el berreo no es contenido y devuelto en un afecto transitable, el psiquismo da paso a la ira, ese afecto primitivo que usamos los humanos para defendernos del peligro. Al igual que cualquier otro animal, los humanos atacamos agresivamente lo que percibimos como peligroso. Los peligros que Jean registra no están en el exterior, son sus propias sensaciones extralimitadas y su telepatía que el permite “escuchar en su cabeza” los pensamientos de los demás.

Pensemos por un momento lo enloquecedor que esto sería: escuchar al otro, ese ajeno a mi, dentro de mi cabeza. ¿Como distinguir el afuera del adentro? No hay forma de alejar el peligro cuando está dentro de mi. Solo queda berrear y destrozar todo lo que tengo a mi alrededor en un intento de liberar el dolor y la ira.

La muerte de Raven es un accidente. Sin embargo, Jean acaba de recordar que la muerte de su madre también fue un accidente que ella provocó al perder el control de su poder telequinetico. Su madre y Raven representan dos figuras femeninas que la amaban y buscaban contenerla a las cuales ella terminó matando “accidentalmente”. La peor pesadilla se hace realidad: mi furia si mata al otro y al hacerlo me deja aún más sola. Me corrobora mi omnipotencia destructiva. Nadie puede conmigo.

Jean huye y busca ayuda en Erick. Magneto es también un asesino y un ser que ha sufrido dolorosas pérdidas. Jean supone que él podrá entenderla y ayudarla. Sus figuras paternas (Charles y su padre) le han fallado. Ha matado a sus figuras maternas (Raven y su madre) así que acude con la persona que sabe ayuda a otros mutantes peligrosos y destructivos; un otro que es también un monstruo y un asesino.

Erick no cumple la expectativa. Al ver el poder de Jean y su capacidad destructiva parece asustarse y la corre. Esto es devastador para ella. Ni Magneto puede con ella!!!! No tiene lugar en el mundo.

Abandonada por todos es presa de Vuk, quien busca la fuerza Fenix en su interior y le revela el origen de su nuevo poder. Me parece que el personaje de Vuk tiene mucha resonancia en situaciones reales que puede vivir una persona. Al sentirse alienado, rechazado, culpable y altamente destructiva, Jean siente que no tiene cabida en el mundo. Muchas personas viven este tipo de situaciones, adolescentes que huyen de casa, migrantes que abandonan su país. El exilio los vuelve vulnerables a otros personajes que aprovechando la necesidad de pertenencia y aceptación abusan de ellos y los involucran en pandillas, grupos delictivos o los hacen víctimas del tráfico de personas.

La revelación de Vuk parece empoderante y positiva hasta que Jean descubre que su nueva mentira tampoco tiene un interés real en ella. Solo la utiliza para obtener la Fuerza Fénix y destruir el planeta.

La Jean Grey de Sophie Turner nos presenta un elemento interesante en la conformación del empoderamiento femenino. Si bien la película tuvo una pésima recepción en el publico, presenta momentos dignos de ser rescatados.

Jean Grey: ¿Quiénes somos? ¿Somos solo lo que otros quieren que seamos? ¿Estamos condenados a un destino que escapa de nuestro control? ¿O podemos evolucionar y convertirnos en algo más?

Wolverine: (3 de 4) Errancia y Violencia PARTE II

En el post pasado comencé a explicar la violencia de Wolverine a partir de su errancia, de su falta de pertenencia y su falta de memoria. Mencioné también que su paranoia puede entenderse como un signo del estrés post traumático derivado de haber sido víctima del experimento Weapon X. Este es un capítulo crucial en la historia del personaje. En acontecimiento “mítico” en el cual adquiere el adamantuim que lo convierte en un arma.

Como parte del enigma que implica Logan, tanto en los cómics como en la primera película de X Men, se sugiere que el adamantium fue introducido a su cuerpo aprovechando su mutación. En los cómics, este evento inspira la serie Weapon X publicada en 1991 y en el cine se refiere en la película X Men Orígenes: Wolverine de 2009 y brevemente en X Men: Apocalipsis de 2016.

En el cómic, Logan es “cazado” por un grupo militar que secuestra mutantes para experimentar con ellos. En el más auténtico sentido de la lógica de la esclavitud en las épocas imperiales (la Roma Antigua o los grandes Imperios Europeos Colonizadores de America, Africa y Asia) o lo que hoy conocemos como “tráfico de personas”, Logan es víctima de una de las formas más atroces de violencia que un humano puede sobrevivir: ser despojado de su condición de sujeto y degradado a la posición de objeto.

En la historia del personaje, el brutal experimento nos parece un cuento de ciencia ficción. Desgraciadamente en la realidad, estos casos ocurren. Lo que Logan atraviesa al ser sujeto del experimento es lo que viven las víctimas de la trata de personas (en el ámbito de la delincuencia organizada) pero también los sobrevivientes de la silenciosa violencia doméstica. En los ámbitos de la salud mental utilizamos el término “traumatismo crónico” para referirnos a situaciones de violencia que ocurren por tiempo prolongado dejando secuelas severas en las víctimas. A los sujetos que han tenido estas experiencias se les denomina “sobrevivientes”. Sobrevivientes de tráfico de personas, sobrevivientes de violencia doméstica, sobrevivientes de abuso sexual…. la clínica y los cómics están llenos de sobrevivientes de un sin fin de historias atroces. (Ver NEBULA: La envidia de la otra mujer, ROCKET RACCOON: “¡Yo no pedí que me convirtieran en un monstruo!” (2 de 3)).

Regresando a Logan (sin alejarme demasiado del trabajo clínico con sobrevivientes), en el cómic es secuestrado y por lo tanto su cuerpo es manipulado en contra de su voluntad. En la película, es engañado por Stryker para que se ofrezca como voluntario al atroz procedimiento.

En el primer caso, la violencia es brutal. Logan pierde por completo su estatuto de persona y es referido como un sujeto de estudio, un animal, una cosa. Su memoria es borrada como parte del experimento para convertirlo en una máquina letal sin razonamiento propio. Aunque suene a ciencia ficción, los sobrevivientes de secuestros, violencia doméstica prolongada, o trata de personas (para comercio sexual o laboral) experimentan esta situación. El caso más extremo lo vemos en el personaje de Deadpool en la película de Wolverine de 2009, como un autómata completamente codificado y programado por Stryker.

En el segundo caso, donde el sujeto es manipulado (seducido) para participar voluntariamente del ultraje de su propio cuerpo es altamente común en los casos de abuso sexual y violación. La supuesta participación voluntaria hace que el sobreviviente se confunda sobre el ejercicio violento del cual es víctima y le hace más difícil la denuncia del agresor.

En ambos casos, la manipulación del cuerpo contra el consentimiento del sujeto y contra la naturaleza misma del cuerpo tiene el efecto de “destrozar” el psiquismo. Tanto en el cómic como en la película vemos como el cuerpo de Logan es penetrado por los tubos metálicos con los cuales adhieren el adamantium a su esqueleto. Cuando el cuerpo es mal-tratado como un objeto, el psiquismo debe recurrir a los mecanismos más extremos de defensa ante un daño eminente en la integridad física. El mecanismo adecuado para sobrevivir a tal ultraje es la disociación. Esta consiste en desconectarse de la realidad traumática (esto incluye desconectar el cuerpo) y huir en la fantasía a un refugio ficticio que permite no contactar con el dolor corporal. El resultado: pérdida de memoria y des regulación afectiva.

La pérdida de la memoria es clara. En Logan, su propia mutación le hace sanar olvidando. En la película (a diferencia del cómic), Stryker le “borra la memoria” en un último ultraje al dispararle en la cabeza con una bala de adamantium. Literalmente le da el “tiro de gracia”.

En cuanto al fenómeno de des regulación, este consiste en que la mente, al desconectarse del cuerpo pierde la capacidad de regular las respuestas corporales manifiestandose en varias conductas pero sobre todo en impulsividad. Un sello característico de Wolverine es su dificultad para tolerar la frustración y su actuar impulsivo tanto en su violencia como en su sexualidad.

La desconfianza y la paranoia son otras características de Wolverine que también podemos explicar como consecuencia de la des regulación. El cuerpo se confunde en el reconocimiento del peligro y la protección por lo que el individuo traumatizado suele confundir los escenarios peligrosos con los de cuidado. Logan por ejemplo, constantemente se encuentra en situaciones de riesgo, las peleas, las asociaciones clandestinas, las mujeres con las que se relaciona …. pero frente a Xavier y los X Men se muestra hostil y desconfiado.

La forma en la cual Logan puede empezar a elaborar el trauma es enfrentándolo. En la película X Men United de 2003, Wolverine va en busca de su pasado a las instalaciones militares donde Charles lo mando pero no encuentra nada. Así los pacientes en terapia tratan de reconstruir su historia revistando lugares de su pasado buscando las piezas perdidas de su ser. Logan regresa a la escuela con los X Men y se ve envuelto en una nueva aventura, pero esta vez decide quedarse. Por primera vez encuentra un hogar, una comunidad de gente en quien puede confiar y que no le harán daño.

Cuando reencuentra a Stryker, este le ofrece contarme todo lo que quiere saber sobre su vida pasada si lo salva. Logan toma una decisión: recuperar su pasado como Weapon X o construirse un futuro como X Men….. y elige ser un hombre, no un arma…

La capacidad de decidir empodera al sobreviviente en su camino hacia la recuperación de su dignidad como ser humano y su derecho a existir.