SHAZAM!:Ingenuidad heróica?

El mes pasado se estrenó la película SHAZAM! basada en el personaje de DC Comics. La entrega resultó una refrescante historia llena de humor infantil que contrasta significativamente con lo que hemos visto últimamente de DC.

La historia de SHAZAM en los cómics es en sí misma un drama controversial de demandas legales por los derechos del personaje.

Su primera aparición data de 1940, y fue publicado por Fawcett Comics con el nombre de Capitán Marvel. Su semejanza con Superman le valió a la pequeña editorial una demanda de DC Comics interpuesta en 1953 que duraría décadas y llevaría la compañía a la bancarrota.

En 1968 Marvel Cómics registra el nombre Capitan Marvel como propio con lo que el superhéroe en disputa se ve obligado a perder su nombre. Y el nombre de su familia:

El pleito legal termina hasta 1991, cuando DC gana todos los derechos del personaje (menos si nombre) bautizándolo oficialmente “Shazam!”

No en vano la película se estrenó en 2019 una semana después de Capitana Marvel (CAPITANA MARVEL: Empoderamiento Femenino). El personaje de la película, Billy, es un chico huérfano que al igual que el cómic se debate entre dos casas (Fawcett – DC) y debe hacerse de un nombre. A los 5 años de perdió en una feria y desde entonces ha mantenido una idealización de su madre y hace todo lo que está en sus manos para encontrarla. Cuando es elegido por el hechicero para ser El Campeón, no está preparado para la gran responsabilidad que su poder representa. Sin figuras paternas o mentores adultos a su alcance, acude a Freddy Freedam a quien acaba de conocer y que es fan de los superhéroes.

Siendo un adolescente solitario, Billy, convertido en Shazam! se encuentra a la deriva. Atrapado en un cuerpo ajeno y con sorprendentes poderes, requiere del apoyo de Freddy con quien trazara una entrañable amistad. Poco a poco todos los hermanos adoptivos se ven involucrados en la aventura de Billy, convirtiéndose en la Familia Shazam.

Contrario a otros superhéroes más obscuros, lo que hace a Billy merecedor del poder que el hechicero le otorgó es su familia adoptiva. El poder de la familia, del vínculo afectivo al cual el mismo se ha negado por mantener la fantasía de la imagen de su madre. Es por eso que al encontrarla y darse cuenta que no se perdió sino que fue abandonado por ella, descubre que su verdadera pertenencia está con sus amigos/hermanos.

La moraleja de la historia resalta el poder de la familia… no la de sangre, sino la que es elegida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s