STARLORD: Peter Quill, Peter Pan, atrapado en la infancia… (1 de 3)

En 1983, el psicólogo norteamericano Dan Kiley publicó el bestseller titulado “El Síndrome de Peter Pan: hombres que no crecen jamás”. La premisa de dicho síndrome consiste en una serie de características observadas en varones aferrados a conductas infantiles. Psicoanalíticamente, este fenómeno se explica desde la dificultad del varón para rescindir su narcisismo infantil y transitar el Complejo de Edipo. En posts anteriores he abordado este concepto (THOR: Castración, Complejo de Edipo y Complejo de Thor (2 de 4)), en en síndrome de Peter Pan, el chico se niega a aceptar al padre como pareja de la madre y sostiene la fantasía de serlo todo para ella, denegando la castración (aceptación de la ley paterna – ver THOR: El príncipe berrinchudo o “his Majesty The Baby” (1 de 4)) y manteniendo una imagen infantil de si mismo.

peters

En Guardianes de la Galaxia Vol. 1, vemos al pequeño Peter Quill presenciar la muerte de su madre. En el lecho de muerte, Meredith Quill evidencia que su hijo lo es todo para ella, lo llama mi querido StarLord (Señor de las Estrellas) y le indica que su padre, quien es un ángel vendrá por él. Acto seguido, Peter es secuestrado por una nave alienígena. Lo único que lleva consigo es un walkman con un casset con música grabada por su madre y un regalo que ella le da antes de morir. A lo largo de toda la película, la música acompaña a Peter como el fantasma de su madre, el amor de su vida.

guardianes-de-la-galaxia-quill-nic3b1o.png

Sabemos que Quill es criado por los Ravengers, un grupo de piratas espaciales comandados por Yondu Udonta. La historia que Peter ha escuchado toda su vida es que Yondú le salvo la vida ya que la tripulación quería comérselo y él decidió quedárselo ya que al ser pequeño cabía por lugares estrechos y era bueno para robar. Privado del afecto materno y del cobijo de una familia, Peter queda atrapado en sus propios recuerdos infantiles de una época en la cual él y su madre eran una perfecta unidad.

Los varones que sostienen esta imagen idealizada de la madre (y de si mismos con ella) no pueden establecer vínculos con otras mujeres. Freud planteaba que éstos neuróticos presentan un tipo particular de enamoramiento, son incapaces de integrar el amor tierno (materno) con el deseo sexual. Esto conlleva la clásica imagen dual de la mujer: la madre virginal con la cual la sexualidad esta prohibida y la mujer sexual con la cual se busca el placer sexual pero no se le reconoce como sujeto de amor. A la par de esta polarización en las imágenes femeninas, el varón tiene de si dos imágenes también: la principal arraigada en el narcisismo en la cual es un niño egoísta y caprichoso y una imagen derivada en la cual se presenta como seductor de mujeres con las cuales no puede establecer vínculos afectivos (también llamado “Donjuanismo”).

Peter_en_la_nueva_Milano

StarLord claramente presenta estas carácterísticas. A lo largo de las tres películas (Guardianes de la Galaxia Vol. 1 y Vol. 2 e Infinity War) vemos a Peter tomando conductas y actitudes pueriles frente a todo. Sistemáticamente parece que no se toma nada en serio. Es egocéntrico y caprichoso pero a diferencia de otras personalidades narcisistas que hemos analizado anteriormente (IRONMAN: La construcción de una coraza narcisista para lidiar con el trauma. (1 de 4)), Peter observa claros rasgos de dependencia hacia las figuras de autoridad (Yondu y Gamora principalmente).

Al final de la primera película, Peter se coloca como guía del equipo, siguiendo el liderazgo moral de Gamora. El quiere el reconocimiento de Yondu, su figura paterna demostrándole que él y sus amigos tienen un plan con el cual detener a Ronan y salvar la galaxia. La esencia de su convocatoria es darle sentido a sus patéticas existencias:

STARLORD: Nos miro y saben lo que veo? Perdedores, de gente que hemos perdido cosas y así ha sido, perdimos nuestras familias, nuestros hogares, la posibilidad de tener vidas normales. En general la vida quita mas de lo que da pero hoy nos da la oportunidad de hacer algo, de que algo nos importe, de no huir, de detener a Ronan y no permitir que termine con docenas de vidas inocentes.

ROCKET: Es imposible, ¡nos pides que muramos!

GAMORA: He vivido mi vida rodeada de mis enemigos, estaré agradecida de morir entre mis amigos.

DRAX: Eres un hombre honorable Quill, pelearé a tu lado y al final veré a mi esposa y a mi hija de nuevo

GROOT: Yo soy Groot

ROCKET: ¡¡Que demonios!! ¡¡no tengo una alta expectativa de vida de todos modos!!

Cuando al final de la película contienen el poder de la gema del infinito, los Nova Corps le informan a Quill que su genética no es solo humana, que su padre pertenece a una raza ancestral y por eso pudo sostener la gema. Entre el soporte que le da Gamora y el saber del legado de su padre, Starlord da un primer paso hacia crecer, haciéndose cargo del equipo.

450_1000 (2)

En la segunda y tercera películas, Peter enfrentará a Ego y a Thanos, figuras paternas que lo confrontarán con la lógica de la castración y el convertirse en un hombre.

4 comentarios en “STARLORD: Peter Quill, Peter Pan, atrapado en la infancia… (1 de 3)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s